portada

Joe's Garage Acts I, II & III

(El garaje de Joe Acto I: Zappa, septiembre 1979; Actos II & III: Frank Zappa, noviembre 1979)

CD 1

  1. The Central Scrutinizer 3:28
  2. Joe's Garage 6:10
  3. Catholic Girls 4:19
  4. Crew Slut 6:38
  5. Fembot In A Wet T-Shirt Nite 4:44
  6. On The Bus 4:31
  7. Why Does It Hurt When I Pee? 2:23
  8. Lucille Has Messed My Mind Up 5:42
  9. Scrutinizer Postlude 1:34
  10. A Token Of My Extreme 5:29
  11. Stick It Out 4:34
  12. Sy Borg 8:55

CD 2

  1. Dong Work For Yuda (FZ/Smothers) 5:03
  2. Keep It Greasey 8:21
  3. Outside Now 5:49
  4. He Used To Cut The Grass 8:35
  5. Packard Goose 11:31
  6. Watermelon In Easter Hay 9:05
  7. A Little Green Rosetta 8:14

Acto I

Los Músicos:

Frank Zappa guitarra solista, voz
Warren Cuccurullo guitarra rítmica, voz
Denny Walley guitarra slide, voz
Ike Willis voz solista
Peter Wolf teclados
Tommy Mars teclados
Arthur Barrow bajo, voz
Ed Mann percusión
Vinnie Colaiuta batería, vapores combustibles
Jeff saxo tenor
Marginal Chagrin saxo barítono
Stumuk saxo bajo
Dale Bozzio voz
Al Malkin voz
Craig Steward armónica

gracias especiales a Joe Chicarelli por la palabra "Aparatología"
gracias especiales a Ike Willis por la palabra "desplumar"
gracias especiales a Phil Kaufman por hacer la eterna pregunta: "¿Por qué me duele cuando meo?"
gracias especiales a Ann Knowlins por la palabra "pezuquitos"


REPARTO

Escrutiñador Central, Larry, Padre Riley & Buddy Jones Frank Zappa
Joe Ike Willis
Mary Dale Bozzio
Sra. Borg Denny Walley
Oficial Butzis Al Malkin


Actos II & III

Los Músicos:

Frank Zappa guitarra solista, voz
Warren Cuccurullo guitarra rítmica, voz
Denny Walley guitarra slide, voz
Ike Willis voz solista
Peter Wolf teclados
Arthur Barrow bajo, voz
Ed Mann percusión, voz
Vinnie Colaiuta batería, abandono optométrico
Patrick O'Hearn bajo en Outside Now


REPARTO

Escrutiñador Central, L. Ron Hoover, Padre Riley B. Jones Frank Zappa
Joe Ike Willis
Sy Borg Warren Cuccurullo & Ed Mann
John el Calvo Terry Bozzio
Mary Dale Bozzio
Sra. Borg Denny Walley
Coros de la Cocina de Investigaciones de la Magdalena Al Malkin, Warren Cuccurullo, Dale Bozzio, Geordie Hormel, Barbara Isaak y la mayoría de la gente que trabaja en Village Recorders


Los ineptos desesperados de las altas oficinas por todo el mundo han sido conocidos por promulgar los más desagradables pedazos de legislación para ganar votos (o, en lugares donde no tienen que votar, para controlar las formas no deseadas de comportamiento de la masa).

Las leyes ambientales no se hicieron para protejer nuestro aire o nuestra agua... se hicieron para conseguir votos. Las campañas periódicas anti-obscenidad no están dirigidas a librar a nuestras comunidades de la decadencia moral... están dirigidas a dar un aura de santidad a los caza-despachos que las reclaman. Si unas pocas frases clave se cuelan en cualquier discurso (como los consejeros expertos les explican a varios de esos jefes de estado) los votos vendrán rodados, los dólares vendrán rodados, y, lo que es más importante, el poder será conservado por el tío simpático (o la chica) que consiga la mayor difusión de los medios para su corrupción. Naturalmente, también les irá muy bien a sus amigos en varios negocios.

Todos los gobiernos se perpetúan a sí mismos a traves de la comisión diaria de actos que una persona racional podría encontrar estúpidos o peligrosos (o ambas cosas). Naturalmente, nuestro gobierno no es ninguna excepción... por ejemplo, si el presidente (cualquiera de ellos) fuera a la televisión y se sentara allí con la bandera a la espalda (o quizá una escena rústica con una pequeña cascada, además de la bandera) y mirara sinceramente a la cámara y le dijera a todo el mundo que todos los problemas energéticos y todos los problemas de inflación tienen su origen en y pueden ser resueltos con la abolición de la MÚSICA, seguro que la mayoría de la gente le creería y pensaría que la ilegalización de esta nauseabunda forma de polución por ruido sería un pequeño precio a pagar por la oportunidad de comprar gasolina como en los viejos tiempos. ¿De ningún modo? ¿Nunca sucederá? Los discos están hechos de crudo. Todos esos grandes conciertos de rock van de ciudad a ciudad en camiones de 45 pies que engullen combustible... y cuando llegan allí, gastan enormes cantidades de energía eléctrica con sus luces, sus amplificadores, sus sistemas de sonido... sus máquinas de humo. Y todos esos sintetizadores... mirad todo el plástico que llevan dentro... y las púas de guitarra... y lo que se te ocurra...

EL GARAJE DE JOE es una historia estúpida sobre cómo el gobierno va a intentar exterminar la música (causa principal de un comportamiento no deseado de la masa). Es algo así como una obra barata de instituto... tal y como se hubiera hecho hace 20 años, con todos los decorados hechos de cajas de cartón y pintura de carteles. Es también como esas conferencias que suelen dar los expertos locales (donde te muestran todas las formas diferentes en que te puedes echar a perder, con las pastillas llevándote a la hierba llevándote a la aguja, etc., etc.).

Si el argumento de la historia parece un poco absurdo, y si la idea del Escrutiñador Central haciendo cumplir leyes que todavía no se han aprobado te hace reír, alégrate de no vivir en uno de esos alegres países pequeños donde, en este mismo momento, la música está o muy seriamente restringida... o, como en Irán, es totalmente ilegal.


Eventualmente se descubrió
que Dios
no quería que fuéramos
todos iguales.

Esto eran
malas noticias
para los gobiernos del mundo,
porque parecía contrario
a la doctrina de
Raciones Reguladas en Porciones.

La Humanidad tenía que hacerse más uniforme
si se quería que
el futuro
funcionase.

Se buscó diversas maneras
de unirnos a todos,
pero, ay,
la igualdad no se podía forzar.

Fue por esta época
que alguien
vino con la idea de la
criminalización total,

basada en el principio de que
si fuéramos todos maleantes
podríamos al fin ser uniformes
hasta cierto grado
ante los ojos de
la ley.

Astutamente nuestros legisladores calcularon
que la mayoría de la gente sería
demasiado vaga para cometer un
verdadero crimen,
así que se fabricaron nuevas leyes,
haciendo posible a cualquiera
violarlas en cualquier momento del día o de la noche,
y,
una vez que todos hubiéramos roto algún tipo de ley,
estaríamos todos en el mismo club feliz,
junto con el presidente,
los industriales más elevados,
y los peces gordos del clero
de todas vuestras religiones favoritas.

La criminalización total
fue la mayor idea de su tiempo,
y fue vastamente popular,
excepto para aquellas personas
que no querían ser maleantes o estar fuera de la ley,

así que, por supuesto, había que
forzarles a entrar en el juego...
lo cual es una de las razones por las que
la música
fue finalmente declarada
ilegal.

CD 1

1. SCENE ONE: Entrance Of The Central Scrutinizer
ESCENA UNO: Entrada del Escrutiñador Central

A veces cuando no estás mirando se te sube encima. Parece una especie de platillo volante barato de unos cinco pies de largo con un megáfono delante, como un hocico, con dos grandes ojos montados como Appletons con cejas de cromo en miniatura de funcionamiento motorizado sobre ellos. A lo largo de su cuerpo con forma de disco hay varios juegos de abridores de aspecto estúpido y tubos de escape que aparentemente le impulsan e interrumpen su diálogo con anillos de humo que huelen horriblemente. En el centro de su cabeza podemos ver un cataviento de aeropuerto y un anemómetro girando constantemente. Su parte de abajo tiene una luz de aterrizaje y tres ruedas radiadas. A pesar de todo esto, es obvio que la forma en que realmente se mueve por ahí es siendo llevado colgando de un sitio a otro por un tío del sindicato con una camisa verde oscuro que está en el tejado comiéndose un bocadillo (trozos del cual caen de cuando en cuando y se alojan cerca del agujero en el que ponen el aceite que hace el humo barato).

Aparece flotando a la vista y nos habla de este modo...

Escrutiñador Central:

Éste es el ESCRUTIÑADOR CENTRAL... es mi responsabilidad hacer cumplir todas las leyes que aún no han sido aprobadas. También es mi responsabilidad alertar a todos y cada uno de vosotros de las consecuencias potenciales de varias actividades cotidianas ordinarias que podríais estar realizando y que podrían llevaros a la larga a La Pena de Muerte (o afectar a la tasación del crédito de vuestros padres). Nuestras instituciones criminales están llenas de pequeños idiotas como vosotros que hacen cosas equivocadas... ¡y muchos de ellos fueron llevados a esos crímenes por una horrible fuerza llamada MÚSICA!

¡Nuestros estudios han demostrado que esta horrible fuerza es tan peligrosa para la sociedad en general que se están redactando leyes en este mismo momento para detenerla para siempre! Crueles e inhumanos castigos están siendo cuidadosamente descritos en pequeños parágrafos para que no entren en conflicto con la Constitución (la cual, en sí misma, está siendo modificada para acomodarse al FUTURO).

Os traigo ahora un representación especial para mostraros lo que puede sucederos si elegís hacer carrera en la MÚSICA... La ZONA BLANCA es sólo para carga y descarga... si tienen que cargar o descargar, vayan a la ZONA BLANCA... les encantará... es una estilo de vida... Ja, ja, ja, ja, ja...

Hola, soy yo, he vuelto. Éste es el ESCRUTIÑADOR CENTRAL... La ZONA BLANCA es sólo para carga y descarga... si tienen que cargar, o si tienen que descargar, vayan a la ZONA BLANCA. Les encantará... es un estilo de vida. Eso es, les encantará, es un estilo de vida, eso, les encantará, es un estilo de vida, les encantará... ¡Éste es el ESCRUTIÑADOR CENTRAL!

2. SCENE TWO: Joe's Garage
ESCENA DOS: El garaje de Joe

Escrutiñador Central:

Ahora os llevamos a un garaje en Canoga Park.

FZ:

(Hace su propia salsa... si le añades agua.)

Un viejo y aburrido garaje en un área residencial en el que ensaya una banda adolescente. JOE (el personaje principal de la Representación Especial del ESCRUTIÑADOR CENTRAL) nos canta sobre las tribulaciones que conlleva admistrar una banda de garaje.

Joe:

No era muy grande,
tenía el espacio justo para poner la batería
en la esquina junto al Dodge
(era uno del cincuenta y cuatro,
con una puerta machacada),
y un amplificador baratero
con unas letras delante que decían "Fender Champ",
y una guitarra de segunda mano.
Era una Stratocaster con palanca.

En este punto, LARRY (un tío que a la larga abandonará la música y conseguirá una vida respetable como roadie de un grupo llamado Toad-O) se une a la canción...

Larry:

Podíamos improvisar en el garaje de Joe.
Su madre gritaba,
su padre se ponía furioso.
Tocábamos la misma canción de siempre
por la tarde, y a veces podíamos
tocarla toda la noche.
Era la única que sabíamos, y además era fácil,
así que no podíamos tocarla mal.
Lo único que hacíamos era doblar la cuerda así...

En el garaje de Joe,
no teníamos ninguna droga ni LSD,
sólo un par de cuartos de cerveza
que ayudaban a que la entonación
no te ofendiera el oído.
Y los mismos acordes de siempre sonando una y otra vez
llegaron a ser una sinfonía.
La tocábamos una y otra vez, una y otra vez,
porque a mí me sonaba bien.
¡UNA VEZ MÁS!

Podíamos improvisar en el garaje de Joe.
Su madre gritaba:
"¡BAJAD ESO!"
Tocábamos la misma canción de siempre
por la tarde, y a veces podíamos
tocarla toda la noche.
Era la única que sabíamos, y además era fácil,
así que no podíamos tocarla mal.
Incluso si la tocabas con un saxofón.

Pensábamos que éramos muy buenos,
hablamos de mantener el grupo unido,
y suponíamos que deberíamos,
porque por ese tiempo estábamos llamando la atención
de las chicas del vecindario,
que venían y bailaban así...

Veinte chicas adolescentes irrumpen y hacen PATADA-PALMADA, PATADA-PALMADA-PALMADA...

Así que elegimos un nombre estúpido,
hicimos imprimir unas tarjetas por un par de pavos,
y ya estábamos camino de la fama.
Teníamos trajes a juego,
y botas beatle,
y un cartel en la parte de atrás del coche,
y estábamos listos para trabajar en un bar GO-GO.
UN, DOS, TRES, CUATRO,
¡VEAMOS SI CONSIGUES MÁS!

A la gente parecía gustarle nuestra canción.
Se levantaban y bailaban y hacían mucho ruido,
y no pasó mucho tiempo
hasta que un tío de una compañía que no podemos nombrar
dijo que deberíamos coger su pluma
y firmar en la línea de puntos si queríamos pasar un buen rato.
Pero no nos dijo cuándo
esos "buenos tiempos" se convertirían en algo
que sucediera realmente,
así que el grupo se separó,
y parece que
nunca volveremos a tocar...

Joe:

Supongo que sólo hay una oportunidad en la vida
de tocar una canción así...

Y, mientras la banda toca su pequeña canción, la SRA. BORG (que tiene a su hijo, SY, en el armario con la aspiradora) grita por la ventana...

Sra. Borg:

¡Bajad eso!
¡BAJAD eso!
Aquí hay niños durmiendo...
¿No os sabéis ninguna canción agradable, chicos?

Joe:
(Especulando sobre el futuro)

Los años iban pasando,
el Heavy Metal y el Glitter Rock
habían captado la atención del público,
mocosos con los labios pintados
estaban llegando a lo más alto,
y entonces tuvieron esa cosa Disco,
y llegó la New Wave,
y de repente pensé que
había llegado la hora de la vieja canción
que solíamos tocar en el "Garaje de Joe".
Y si no me equivoco,
pronto estarás bailando con...

Escrutiñador Central:

La ZONA BLANCA es sólo para carga y descarga. Si tienen que cargar o descargar, vayan a la ZONA BLANCA. Les encantará...

Joe:

Así los años iban pasando,
los años iban pasando... (etc.)

Sra. Borg:

¡Estoy llamando a LA POLICÍA!
¡Ya lo he hecho! ¡Estarán aquí... pronto!

Oficial Butzis:

Aquí la policía...

Sra. Borg:

¡Ya se acabaron las bromas!

Oficial Butzis:

¡Salid!
Tenemos el garaje rodeado,
entregaos,
no os haremos daño,
ni tampoco os lastimaremos.

Sra. Borg:

¡Ahora veréis!
¡Ahí están, ya vienen!

Oficial Butzis:

Aquí la policía.
Entregaos,
no os haremos daño.

Sra. Borg:

¡Escuche ese follón!

Oficial Butzis:

Aquí la policía.
Entregaos,
tenemos el garaje rodeado.

Sra. Borg:

¡Aquí todos los días es lo mismo!

Oficial Butzis:

No os haremos daño,
ni os multilaremos
(Equipo 4 de SWAT, ¡entrad!)

Sra. Borg:

Solía cortarme el césped...
era un chico muy agradable...

Ofical Butzis:

Aquí la policía,
salid con las manos en alto.

Escrutiñador Central:

Éste es el ESCRUTIÑADOR CENTRAL...
Éste fue el primer enfrentamiento de Joe con La Ley.
Naturalmente, fuimos suaves con él.
Uno de nuestros amigables consejeros le dio
un donut... y le dijo que
se acercara más a actividades sociales orientadas a la iglesia.

3. SCENE THREE: Catholic Girls
ESCENA TRES: Chicas católicas

Un alegre fiesta de la CYO (Organización Católica de la Juventud) con serpentinas de papel crepé, concursantes para el baile de la escoba, helados, viandas, y el PADRE RILEY asegurándose de que las luces no bajan demasiado...

Padre Riley y varios asistentes a la fiesta:

Chicas católicas,
con un pequeño bigotito.
Chicas católicas,
¿sabes cómo van?
Chicas católicas,
en el sótano de la rectoría.
El padre Riley es marica
pero a Mary eso no le molesta.

Chicas católicas,
en la CYO (Organización Católica de la Juventud).
Chicas católicas,
¿sabes cómo van?
Chicas católicas,
no hay nada igual.
¿Cómo van, después del espectáculo?

Joe:

Hasta el final,
así es como van,
cada día,
y ninguna de sus mamás parece saberlo.
Hip, hip, hurra,
por la clase que tienen,
no hay nada como una chica católica
en la CYO
cuando aprenden a soplar....

Padre Riley:

¡Están aprendiendo a soplar
a todos los chicos católicos!

Mary:

Warren Cuccurullo...

Padre Riley:

¡Chicos católicos!

Mary:

¡Tan joven, tan GUAU!

Padre Riley:

¡Chicos católicos!

Mary:

Vinnie Colaiuta...

Coros:

¿Dónde están ahora?
¿Tomaron todos El Voto?

Padre Riley:

¡Chicas católicas!

Warren:

¡Carmenita Scarfone!

Padre Riley:

¡Chicas católicas!

Oficial Butzis:

¡Eh! ¡Me ha pegado una enfermedad venérea!

Padre Riley:

¡Chicas católicas!

Warren:

¡Toni Carbone!

Coros:

Con una lengua como una vaca,
te puede hacer que digas: ¡GUAU!

Joe:

Votito vuti venéreo
en seguida,
así es como van,
cada día,
cada vez que sus mamás las llevan a un espectáculo.
Matinal:
pasa las palomitas, por favor.
No hay nada como una chica católica
con su mano en el paquete
cuando está de rodillas.

Larry:

Estaba de rodillas,
mi pequeña chica católica.

Coros:

Con un trajecito blanco,
chicas católicas,
nunca se confiesan,
chicas católicas,
mi prima es una de ellas,
me encanta cómo van,
así que mándame una docena.
Chicas católicas.
Chicas católicas.
(etc.)

Escrutiñador Central:

Éste es el ESCRUTIÑADOR CENTRAL...
Joe tenía una novia llamada Mary.
Solía ir al club de la iglesia cada semana.
Quedaban allí,
se cogían las manos,
y tenían pensamientos puros.

4. SCENE FOUR: Crew Slut
ESCENA CUATRO: La guarra del equipo

Escrutiñador Central:

Pero una noche, en la reunión del Club Social
Mary no apareció...
Estaba chupando una polla entre bambalinas en La Armería
para conseguir un pase
para ver a un gran grupo de rock gratis...

Detrás del escenario de la Armería local, MARY, con su trajecito blanco, se está limpiando los restos de su actuación del borde de la boca mientras LARRY (el tío del garaje que dejó el grupo para llevar una vida honesta) cierra la cremallera frontal de su apestoso mono de trabajo y les canta a las mismas quinceañeras que estaban dando patadas y haciendo palmas hace un rato, mientras se arrodillan con sus boquitas rosadas abiertas cerca del autobús del equipo, esperando ahorrarse el precio de admisión realizando actos de succión en los alegres mozos que montan el sistema de amplificación.

Larry:

Hey, hey, hey, vosotras, chicas de estas
ciudades industriales,
sé que probablemente os estéis cansando
de todos los payasos locales.
Nunca te muestran respeto,
nunca te tratan bien,
así que quizá deberías probar
un pequeño consejo amigable
y ser una GUARRA DEL EQUIPO.

Hey, te encantará.
Sé una GUARRA DEL EQUIPO.
Es un estilo de vida.
Sé una GUARRA DEL EQUIPO.
Verás mundo.
No armes jaleo y súbete al autobús.

GUARRA DEL EQUIPO.
Añade agua, hace su propia salsa.
Sé una GUARRA DEL EQUIPO.
Así que no te olvides, llama antes de medianoche,
los chicos del equipo
te están esperando.

Nunca conseguís salir por ahí,
nunca vais a ninguna parte.
Sé que probablemente os estéis cansando
de todos los tíos de ahí fuera.
Siempre os habéis preguntado cómo es
ir de sitio en sitio,
así que, cariño, móntate
en la cara del de la mesa de mezclas.
Sé una GUARRA DEL EQUIPO.
Sólo tienes que seguir las pisadas mágicas.
Sé una GUARRA DEL EQUIPO.
¡Eh, te encantará!
Sé una GUARRA DEL EQUIPO.
Es un estilo de vida,
no lo voy a aplastar,
¡y no necesitas lavarlo!

GUARRA DEL EQUIPO.
Hey, te compraré una pizza.
GUARRA DEL EQUIPO.
Por supuesto que te presentaré a Warren.
Los chicos del equipo
te están esperando sólo a ti.

En este punto, el equipo de carretera, como todos los equipos de carretera deben hacer de vez en cuando, toman prestado algo del material del gran grupo de rock y hacen una jam session de blues, para indicar a las damas arrodilladas que están dotados de una gran cantidad de talento crudo, así como de un gran trozo de carne. Obviamente impresionada por la habilidad de LARRY para chupar su armónica con tanta fuerza que salen de ella pequeños ruidos chirriantes, MARY se arrodilla otra vez y se extiende hacia arriba con gestos de súplica, escuchando atentamente mientras LARRY continúa cantando...

Larry:

Bueno, has estado en Alabama, chica,
y también en Georgia,
y todos los chicos del equipo
han sido buenos contigo.
Sé que te estás diciendo a ti misma:
"Así es como debe ser",
porque cuando necesites un pequeño extra
ellos te darán un poco más,
porque eres la GUARRA DEL EQUIPO.

Mary:

Estoy metida en cuero...

Larry:

¡Eso está bien! A un montón de chicos del equipo les encanta el cuero...

Mary:

Y goma...

Larry:

Sí, les gusta también la goma... tubo que se encoge
con un secador de pelo...

Coros del Equipo:

Negocia tu lugar en el banco
para un tío con una llave inglesa.

Mary:

Ja, ja, ja...

Larry:

Te gusta eso, ¿eh?
Te dije que te encantaría...
¡Es un estilo de vida!

Coros del Equipo:

¡Los tíos del equipo
tienen un regalo para ti!

Mary:

¿Un regalo para mí?

Larry:

¡Tenemos un regalo para ti!

Mary:

¿Qué tenéis?
¿Qué me vais a dar?

Larry:

Es como un TeleFunken U-47,
te encantará...

Mary:

¿Con cuero?

Escrutiñador Central:

Eh, err, eh, eh... Éste es el ESCRUTIÑADOR CENTRAL otra vez...
Y así MARY fue seducida y alejada de JOE
por un maligno bárbaro con una llave inglesa en el bolsillo,
atraída a una vida de VICIO
con todo el equipo de carretera de un
famoso grupo de rock
(no sé si era Toad-O... no sé... lo miraré).

¡Otra vez vemos a
la MÚSICA
causando
GRANDES PROBLEMAS!

5. SCENE FIVE: The Wet T-Shirt Contest
ESCENA CINCO: El concurso de camisetas mojadas

Después de unas pocas semanas en el autobús, siendo guarreada por la gente del equipo de Toad-O, y demasiado cansada para hacer la colada con regularidad, MARY es abandonada en Miami. Sin dinero (y sin que se prevea que vaya ningún grupo famoso de rock al área durante al menos tres semanas), intenta pillar algunos pavos participando en el concurso de Camisetas Mojadas en The Brasserie ["La Brasería"]...

Ike:

Me parece que aquí
está pasando algo curioso:
la gente ríe y baila y paga
demasiado por sus cervezas,
y todos piensan que son
fuera de lo común,
y están preparados para la fiesta,
porque el cartel de la entrada dice que es
LA NOCHE DE LAS CAMISETAS MOJADAS,
y todos anhelan algo de
deleite caliente.

Las chicas están excitadas,
porque en un minuto
van a estar mojadas,
y los chicos están encantados,
porque todas esas tetas
les van a trastornar,
y todos piensan que están
dispuestos
y preparados para bailar,
porque el cartel de fuera dice que es
LA NOCHE DE LAS CAMISETAS MOJADAS,
y todos anhelan algo de
deleite rosado.

Cuando les cae el agua
sus pezuquitos se ponen rígidos
y se ven descaradamente.
Es una reacción común
que es una atracción
cuando hace frío,
y todos los tipos
auisieran poder morder
los preciosos terroncitos
que las chicas locales están enseñando esta noche.
Sabes, creo que tienen lo que se merecen.
Sabes, creo que tienen lo que se merecen.
Sabes, creo que tienen lo que se merecen.
Sabes, creo que tienen lo que se merecen.
Y es la
HORA DE LAS CAMISETAS MOJADAS OTRA VEZ
¡Sé que quieres que alguna te enseñe una teta!
¡GRANDES!
¡MOJADAS!
¡GRANDES Y MOJADAS!

En este punto, el PADRE RILEY (que ha perdido recientemente los hábitos por no cumplir con su cuota, se ha dejado crecer el pelo, se ha comprado una encantadora chaqueta deportiva, se ha ido a Miami y se ha cambiado el nombre por BUDDY JONES) entra en el abarrotado quiosco en su nuevo y excitante papel de PRESENTADOR DEL CONCURSO DE CAMISETAS MOJADAS...

Buddy Jones:

Ah, gracias, IKE...
Sí, es la HORA DE LAS CAMISETAS MOJADAS OTRA VEZ,
aquí en The Brasserie...
el hogar de LAS TETAS... ja ja...
Y es la encantadora Mary de Canoga Park
la siguiente en su intento de llegar a las semifinales...
Hola, Mary... ¿qué tal?

Después de haber sido follada hasta perder el sentido por los chicos del equipo, MARY no reconoce al antiguo personaje religioso de sus noches en el sótano de la rectoría en las que adquirió sus habilidades manuales básicas... confundida por su chaqueta deportiva, replica...

Mary:

¡Hola!

Dándose cuenta de que ella ya no le reconoce... o que ni siquiera aprecia el paciente entrenamiento religioso que él le había dado en el pasado, BUDDY JONES, como un verdadero PRESENTADOR DE CAMISETAS MOJADAS, procede a decir varias cosas estúpidas para gastar tiempo, haciendo que el concurso sea más largo, dando así a los mongólicos achaparrados en la pista de baile la oportunidad de comprar más bebidas excitantes... productos líquidos que expandirán sus consciencias hasta el punto en que puedan disfrutar más intensamente el ambiente de Miami De Noche...

Buddy Jones:

¿De dónde vienes?

Mary:

Ah, del autobús...

Buddy Jones:

¿De cuál?

Mary:

Ya sabes... la última gira...
Ya sabes... Cuero.

Buddy Jones:

Oh... tú fuiste la chica que se quedó pegada al asiento 38 en Phydeaux III... ¿por qué no te pones en posición y tomas aire? Porque este agua está muy, muy fría, pero va a ser muy estimulante. Y Mary es el tipo de Chica Americana con Sangre Roja que haría cualquier cosa...

Mary:

Cualquier cosa...

Buddy Jones:

Cualquier cosa, he dicho... por cincuenta pavos
¡Eso es!

Mary:

De verdad que necesito los cincuenta pavos, ya sabes,
¡tengo que ir a casa!

Buddy Jones:

Sí, ya sé, tu padre te está esperando en el cobertizo de las herramientas... eso es, lo habéis oído bien... ¡nuestro gran premio esta noche son cincuenta dólares americanos para la chica con las más excitantes protuberancias mamarias...!

Mary:

¡Aquí estoy!

Buddy Jones:

¡...vistas a través de una PRENDA INTERIOR DE ALGODÓN blanca, masculina, de estilo conservador en-medio-de-la-carretera, de aspecto estúpido, y minuciosamente empapada! ¡Yepa! ¡Y aquí viene EL AGUA!

Mary:

¡AYYYY!

Buddy Jones:

No, habrías gritado más si te hubiera caído encima el agua... suena como si te hubieran dado con un picahielo en la frente... Y AQUÍ VIENE EL PICAHIELO EN LA FRENTE... ¡un millón de risas, Mary! En cualquier caso; buen dios, vaya lío... está totalmente empapada...

Mary:

Me encanta.

Buddy Jones:

Sí, totalmente entregada a los cincuenta pavos... Eso es, ponte en la luz... ¡que los tíos te echen un buen vistazo, cariño!

Mary:

¡Aquí estoy!

Buddy Jones:

¿Qué decís, amigos? ¿Buen par de cántaros? Ahora Mary, qué tal si las agitas un poco...

Mary:

¡Ooooh!

Buddy Jones:

¡Oh dios mío, mira cómo lo hace!

Mary:

¡Oooh! ¡Estoy bailando! ¡Oooh!

Buddy Jones:

¿No es esto de lo que va la vida? Aquí están tus cincuenta pavos, Mary...

Mary:

¡Oh, estupendo! ¡Ahora puedo volver a mi hogar!

Buddy Jones:

El hogar está donde está el corazón.

Mary:

En el autobús.

6. SCENE SIX: Toad-O Line
ESCENA SEIS: La línea de Toad-O

Después de esto, el combo de la casa de la Brasserie se pone a tocar una versión modificada de uno de los grandes éxitos de Toad-O.

BUDDY JONES mira anhelante a los tubitos que sobresalen de la humedecida ropa superior de MARY, pero es demasiado tarde... WARREN, uno de los otros tíos de la Banda del Garaje de Joe ya la ha reconocido (ahora es uno de los principales guitarras rítmicos de disco-fusión del Circuito de Camisetas Mojadas, que actualmente ofrece sus excitantes rasgueos aquí en Miami), y está en proceso de conseguir detalles de su vida en el autobús con LARRY y los otros alegres mozos del equipo. Más tarde le envía a JOE una carta con esta información...

Escrutiñador Central:

Éste es el ESCRUTIÑADOR CENTRAL... Mientras tanto, Joe se entera de las escabrosas hazañas de Mary. Cae en la depravación y es seducido por una chica que trabaja en el Jack-In-The-Box, llamada Lucille, que le transmite una enfermedad impronunciable...

7. SCENE SEVEN: Why Does It Hurt When I Pee?
ESCENA SIETE: ¿Por qué me duele cuando meo?

Poco después de su relación con la mujer del puesto de tacos, JOE hace un terrible descubrimiento...

Joe:

¿Por qué me duele cuando meo?
¿Por qué me duele cuando meo?
No quiero que ningún médico
me meta ninguna aguja.
¿Por qué me duele cuando meo?
Lo cogí en la taza del retrete.
Lo cogí en la taza del retrete.
Saltó,
y me agarró la carne.
Lo cogí en la taza del retrete.

Mis bolas parecen un par de maracas.
Mis bolas parecen un par de maracas.
¡Oh, Dios, probablemente he cogido el
gono-ca-ca-coco!
Mis bolas parecen un par de maracas.
¡Ay-ay-ahhh!
¿Por qué,
por qué,
por qué,
por qué me duele... cuando...
meeeeeeeeeeeo?

8. SCENE EIGHT: Lucille Has Messed My Mind Up
ESCENA OCHO: Lucille me ha liado la cabeza

JOE está tan desorientado por su enfermedad, que se va a la otra habitación y pone el tema que da título a un viejo álbum de Jeff Simmons, y canta con él.

Joe:

Lucille
me ha liado la cabeza,
pero aún la quiero,
oh, aún la quiero.

Lucille
me ha liado la cabeza,
pero aún la necesito,
sabes que la necesito.

¿Qué intentas hacerme,
Lucille?
¿Qué intentas hacerme,
Lucille?
¿Qué intentas hacerme,
Lucille?
Me estás haciendo perder la cabeza.

Lucille
me ha destrozado el corazón,
pero aún la quiero,
la quiero de verdad.

Lucille
me ha destrozado el corazón,
pero aún la necesito,
sabes que la necesito.

Me trata como si mi corazón
estuviera hecho de piedra.
Se va por ahí
y me deja en casa,
solo.

No responde
cuando la llamo por teléfono.
Me ha liado la cabeza,
estoy llorando todo el rato.

Lucille
me ha liado la cabeza,
pero aún la quiero,
la quiero de verdad.
etc.

9. Scrutinizer Postlude
Postludio del Escrutiñador

Escrutiñador Central:

Éste es el ESCRUTIÑADOR CENTRAL... otra vez. ¡Hola...! Soy yo otra vez, el ESCRUTIÑADOR CENTRAL... Joe dice que Lucille le ha liado la cabeza, pero, ¿fue la chica o fue la música? Como podéis ver... chicas, música, enfermedad, corazones rotos... todo va junto... Joe lo descubrió por las malas, pero sus problemas sólo estaban empezando... su cabeza estaba tan liada... que casi no podía hacer nada... Estaba en un dilema... devorado por la remolineante cloaca de sus vaporosos deseos... el tío era una ruina... así que... ¿qué hace? Por una vez, hace algo INTELIGENTE... se va... y paga un montón de dinero a L. Ron Hoover... en la Primera... en la... mmh... se va... y paga un montón de dinero a L. Ron Hoover... ¡en la Primera Iglesia de Aparotología!

10. SCENE NINE: A Token Of My Extreme
ESCENA NUEVE: Una muestra de mi extremo

Al llegar al complejo oficina/catedral/almacén/bloque de pisos modernista de L. RON HOOVER, JOE es recibido por un mensaje pre-grabado y una imagen iluminada dramáticamente en una pantalla mural de TV...

L. Ron Hoover:

¡Bienvenido a la Primera Iglesia de Aparatología! ¡La ZONA BLANCA es sólo para carga y descarga!

No te a-tarot-ices,
es sólo es una muestra de mi extremo.
No te a-tarot-ices,
es sólo es una muestra de mi extremo.

Nunca intentes mirar detrás de mis ojos,
no te gustaría saber lo que han visto.
Nunca intentes mirar detrás de mis ojos,
no te gustaría saber lo que han visto.

Joe:
(pensando para sí mismo)

Algunos piensan
que si van demasiado lejos
nunca volverán
donde están los demás.
Puede que esté loco,
pero una cosa que sé,
¡te sorprendería
lo que descubres cuando vas!

Y así, racionalizando su expedición al complejo oficina/catedral/almacén/bloque de pisos modernista de L. RON, JOE busca La Respuesta a su problema...

Joe:

Oh, oh, oh,
Consejero Místico,
¿cuál es mi problema, dime,
lo puedes ver?

L. Ron Hoover:

¡Bueno, no tienes nada que temer, hijo mío!
Eres un Fetichista de los Aparatos Latente,
¡me parece a mí!

Joe:

Todo eso resulta muy, muy extraño.
Nunca se me ha antojado una tostadora
o una T.V. en color.

L. Ron Hoover:

Un Fetichista de los Aparatos Latente
es alguien que se niega a admitirse a sí mismo o a sí misma
que la gratificación sexual sólo se puede alcanzar
a través del uso de MÁQUINAS...
¿coges la idea?

Joe:

¿Me está diciendo que debería salir del armario,
Mr. Ron?

L. Ron Hoover:

¡No, hijo mío!
¡Debes entrar en
EL ARMARIO,
y tendrás
un montón de diversión!
Ahí es donde viven todos,
así que si quieres un
aparato que te quiera
tendrás que entrar allí
y conseguirte uno.

Joe:

Bueno... eso parece bastante simple...

L. Ron Hoover:

Sí, pero si quieres uno BUENO de verdad,
tendrás que aprender un idioma extranjero...

Joe:

¿Alemán, por ejemplo?

L. Ron Hoover:

Eso es...
¡muchos de los más guapos vienen de por allí!
(Cincuenta pavos, por favor.)

Enonces un alegre grupo de Aparatologistas entra bailando en la habitación llevando batas de laboratorio de papel de aluminio, y cierra los brazos formando un círculo alrededor de JOE, asegurándose de que lo paga todo, cantando todo el rato junto a L. RON mientras él comunica sus instrucciones finales...

L. Ron Hoover:

Si has sido
mod-O-ficado,
es una ilusión, y tú estás en medio.
No te
a-tarot-ices,
es sólo un montón de nada,
así que, ¿qué puede significar?

Si has sido
mod-O-ficado,
es una ilusión, y tú estás en medio.
No te
a-tarot-ices,
es sólo un montón de nada,
así que, ¿qué puede significar?

Si has sido
mod-O-ficado,
es una ilusión, y tú estás en medio...

JOE abandona la Primera Iglesia de Aparatología y se dispone a probar el caro consejo de L. RON

Escrutiñador Central:

Éste es el ESCRUTIÑADOR CENTRAL... Joe acaba de aprender a hablar alemán. Y, ¡fijaos por qué lo ha hecho! Va a ir a ese club del otro lado de la ciudad, llamado EL ARMARIO... y allí tienen todos estos Aparatos a los que les gustan mucho los tíos vestidos de ama de casa que sepan alemán (ya sabéis lo que quiero decir)... así que Joe ha aprendido a hablar alemán, entra en este lugar y ve estas pequeñas Maquinarias de Cocina bailando por ahí unos con otros, y se fija en éste... que parece un cruce entre una aspiradora industrial y una hucha de cromo con forma de cerdito y con consoladores pegados por todo el cuerpo... es realmente excitante... y cuando lo ve, ROMPE A CANTAR...

11. SCENE TEN: Stick It Out
ESCENA DIEZ: Sácalo

Joe:

Fóllame, asqueroso hijo de perra.
Fóllame, asqueroso hijo de perra.
Estíralo,
estira tu rizada y caliente...
Estíralo,
estira tu rizada y caliente...
Estíralo,
estira tu rizada y caliente...
polla.
¡Ay, ay, ahhh!
Muévelo rápido,
dentro y fuera,
Cerdo Mágico.
Muévelo rápido,
dentro y fuera,
Cerdo Mágico.
Hasta que chorree, chorree, chorree, chorree,
¡fuego!
Hasta que chorree, chorree, chorree, chorree,
¡fuego!
No me manches el sofá, sofá.
No me manches el sofá, sofá.
No me manches el sofá, sofá.
No me manches el sofá, sofá.

Anonadado por el dominio de JOE con su lengua natal, un reluciente modelo XQJ-37 Proto-Desplumador Pan-Sexual de energía nuclear llamado SY BORG (quien previamente se pensaba que era el hijo de la mujer que llamó a la Policía en el corte dos de la cara 1), se alarga hacia JOE y dice...

Sy Borg:

Elígeme... estoy limpio... También estoy programado para el inglés conversacional.

Esto anonada a JOE, que se queda sin habla por un momento. Golpeado por el magnetismo animal de JOE, SY continúa...

¿Me concede este baile?

Y JOE, tan elegante con su traje de ama de casa con la servilleta en la cabeza y el delantal de gasa amarillo, responde descaradamente repitiendo la súplica que originalmente había ofrecido en alemán en su forma de inglés conversacional, para que sus intenciones respecto al Aparato sean perfectamente claras...

Joe:

Tengo una idea mejor...

Fóllame, feo hijo de perra.
Feo hijo de perra.
Fóllame, feo hijo de perra.
Sácalo,
saca tu pito rizado y caliente.
Sácalo,
saca tu pito rizado y caliente.
Sácalo,
saca tu pito rizado y caliente.
¡Pito... pito, pito, pito!
Muévelo rápido,
dentro y fuera,
Cerdo Mágico.
Muévelo rápido,
dentro y fuera,
Cerdo Mágico.
Hasta que chorree, chorree, chorree.
Fuego.
Hasta que chorree, chorree, chorree.
Fuego.
No dejes plumas en ese sofá, sofá.
No dejes plumas en ese sofá, sofá.
No dejes plumas en ese sofá, sofá.
No dejes plumas en ese sofá, sofá.

En consecuencia, para demostrar a JOE que no es un Aparato ordinario, SY recita unas pocas líneas de Poesía Amatoria Americana tradicional...

Sy Borg:

¿Qué hace una chica como tú
en un sitio como éste?
¿Vienes aquí a menudo?
Espera un minuto...
ya lo tengo...
eres italiana...
¿Qué? ¿Eres judía?
Me encantan tus uñas...
debes ser Libra...
¿En tu casa o en la mía?
¿En tu casa o en la mía?
¿En tu casa o en la mía?
¿En tu casa o en la mía?
¿En tu casa o en la mía?
¿En tu casa o en la mía?

Mira el cromo,
siente el cromo,
toca el cromo,
cura el cromo.
¡Mira la apisonadora
chillona, negra, caliente, humeante,
de formica de pitón iridiscente
y chillona!

Escrutiñador Central:

Éste es el ESCRUTIÑADOR CENTRAL... Joe y su cita vuelven al apartamento para hacer una pequeña fiesta...

12. SCENE ELEVEN: Sy Borg
ESCENA ONCE: Sy Borg

Joe:

Sy Borg,
dame eso, dame eso,
Sy Borg,
dame eso, dame la pierna de cromo,
te lo ruego,
Sy Borg,
dame eso, dame eso,
Sy Borg,
dame eso, dame la pierna de cromo,
pequeños cables, tenazas, neumáticos,
me ponen a tono.
Quizá estoy loco,
quizá estoy loco,
quizá estoy loco, tío....

Acariciando varios de los relucientes apéndices de SY, JOE continúa...

Caramba, Sy,
es un apartamento estupendo
el que tienes aquí.

Sy Borg:

Todos los servicios recreacionales subvencionados por el gobierno son limpios y eficientes.

Joe:

Esto es excitante.
Nunca antes había desplumado
a una maquinita cromada
que parece un cerdo mágico
con consoladores pegados por todos lados
como tú.

Sy Borg:

¡Te encantará!
Es un estilo de vida.

Joe:

Significa eso que quizá más tarde
me desplumarás tú a mí...

Sy Borg:

Si quieres, podemos hacer una orgía estupenda.

Joe:

¿Sólo tú y yo?

Sy Borg:

Comparto este apartamento
con un muñeco de Gay Bob
modificado.
Llega hasta el final...
¿Has probado alguna vez el sexo oral con una réplica homo de goma en miniatura?

Joe:

No, ah, aún no.
Ah, ¿ése es él?

Sy Borg:

Ése es él.
Tus deseos son sus órdenes.
Le gustas,
quiere besarte siempre,
sólo dile lo que quieres.

Joe:

¿De verdad?
Hola, muchachito,
creo que me gustaría que me hicieras una pequeña, pero excitante
mamada...
Dame esa, dame esa
mamada...
Dame eso, dame la mazorca de cromo.

Sy Borg:

Inclínate.

Joe:

Gay Bob,
mamada.
Dame esa, dame esa
mamada...
Dame eso, dame la mazorca de cromo.

Sy Borg:

¡Te encantará!
Parece un
TeleFunken U-47.

Joe:

Gorra y pantalones de cuero,
tienen una pinta tan gay...
Warren se acaba de
comprar unos.
Warren se acaba de
comprar unos.
Warren se acaba de
comprar unos.
Eh...

Sy Borg:

Bob está cansado.
Desplúmame a mí ahora,
pícaro salvaje.
¡Ehhh! Eso hace cosquillas.
Eres una persona divertida,
me gustas.
Quiero besarte siempre.

Joe:

Eh, esto es estupendo,
¿qué tal algo de esclavitud y humillación?

Sy Borg:

Lo que tú digas, amo.

Joe:

Oh, no, no me lo creo,
eres mucho más divertido que Mary...

Sy Borg:

Estás desplumando demasiado fuerte...

Joe:

Y más limpio que Lucille...

Sy Borg:

Desplumándome a mí...

Joe:

¿Qué me he estado perdiendo
todos estos años?

Sy Borg:

Demasiado fuerte.

Joe:

Sy...

Sy Borg:

Demasiado fuerte.

Joe:

Sy...

Sy Borg:

Desplumándome demasiado fuerte...

Joe:

Háblame.
Oh, no...
la lluvia dorada debe haber producido un corto
en su circuito principal.
Está, está, oh, Dios mío,
debo haberlo desplumado...
eh,
hasta la muerte...
Eh.

Escrutiñador Central:

Éste es el ESCRUTIÑADOR CENTRAL... Acabas de destruir un modelo XQJ-37 Proto-Desplumador Pan-Sexual de energía nuclear. ¡Y vas a tener que pagar por ello! Así que ríndete, no tienes ninguna oportunidad.

Joe:

Pero yo...
yo, yo, yo, yo, yo...
no puedo pagar,
le di todo mi dinero
a una especie de tío religioso estupendo...
hace dos canciones...

Escrutiñador Central:

Sal, hijo...
entre nosotros dos
encontraremos un modo de
arreglarlo.

CD 2

1. SCENE TWELVE: Dong Work For Yuda
ESCENA DOCE: Trabajo de minga para Yuda

(Zappa/John Smothers)

Escrutiñador Central:

Hola a los de ahí... éste es el ESCRUTIÑADOR CENTRAL... Joe fue enviado a una prisión especial donde guardan a todos los otros criminales del negocio musical... ya sabéis... los que pillan... es un lugar horrible, pintado todo de verde por dentro, donde los músicos y los antiguos ejecutivos hacen turnos esnifando detergente y desplumándose unos a otros...

(Mientras el ESCRUTIÑADOR CENTRAL se ríe entre dientes para sí mismo por un momento, el PADRE RILEY, que se convirtió en BUDDY JONES, entra en escena con su nueva identidad: PADRE RILEY B. JONES, Capellán de la Prisión, a quien, en una pieza de imaginería más bien torpe, se le ha confiado el trabajo de cantar esta canción mientras asiste a los ejecutivos capturados en su búsqueda de carne nueva para desplumar, y que, una vez que ha encontrado estas víctimas para los príncipes de la industria, les cambia pequeñas burbujas de gelatina lubricante santificada por cigarrillos y barras de caramelo, mientras los mantiene agachados de forma que los ejecutivos no tengan que trabajar demasiado duro cuando se la meten.)

En cualquier caso, escuchad, mientras está allí conoce a este tío que hacía la promoción de una gran compañía de discos, llamado John el Calvo... Rey de los Desplumadores...

Padre Riley B. Jones:

Esta es la historia de
John el Calvo.

Antiguos Ejecutivos:

Trabajo de Minga para Yuda,
Minga, Minga.

Padre Riley B. Jones:

Habla mucho y suele equivocarse.

Antiguos Ejecutivos:

Trabajo de Minga para Yuda,
Minga, Minga.

Padre Riley B. Jones:

Dijo que Minga era Wong,
y Wong era Kong,
y trabajo de Minga para Yuda,
y John estaba equivocado.

Antiguos Ejecutivos:

Lo siento, John,
lo siento, mejor
inténtalo otra vez.
Trabajo de Minga para Yuda,
Minga, Minga.
Lo siento, John,
lo siento, mejor
inténtalo otra vez.
Dijo que Minga era Wong,
y Wong era Kong,
y Minga era Gong,
y John estaba equivocado.

Padre Riley B. Jones:

John tiene una salchicha,
sí, hombre,
John tiene una salchicha,
sí, hombre,
John tiene una salchicha que te hará tirarte pedos,
John tiene una salchicha que te romperá el corazón,
te hará tirarte pedos
y te romperá el corazón.
No te agaches si eres inteligente.
Se dio un pequeño paseo hasta el puesto de salchichas,
cogió la enorme salchicha con las dos manos,
chupó la punta hasta que la mostaza salió a chorros,
y dijo: "Apartaos, que os podéis hacer daño".

Antiguos Ejecutivos:

Lo siento, John,
lo siento, mejor
inténtalo otra vez.
John tiene una salchicha,
sí, hombre.

Lo siento, John,
lo siento, mejor
inténtalo otra vez.
Dijo que Minga era Wong,
Wong era Kong,
Minga era Gong,
y John estaba equivocado.

Lo siento, John,
lo siento, mejor
inténtalo otra vez.

John el Calvo:

Haced sitio para la salshisha de hierro.

Antiguos Ejecutivos:

Lo siento, John,
lo siento, mejor
inténtalo otra vez.

John el Calvo:

Necesito una docena de toallas para que los chicos se puedan duchar.

Antiguos Ejecutivos:

Lo siento, John,
lo siento, mejor
inténtalo otra vez.

John el Calvo:

Camarero, tráigame una colada y leche.

Antiguos Ejecutivos:

Lo siento, John,
lo siento, mejor
inténtalo otra vez.

John el Calvo:

Pensándolo mejor, que sea agua...
HtO.

Antiguos Ejecutivos:

Lo siento, John,
lo siento, mejor
inténtalo otra vez.

John el Calvo:

Falcum...
¡Llévame al falcum!

Antiguos Ejecutivos:

Lo siento, John,
lo siento, mejor
inténtalo otra vez.

John el Calvo:

Yo agito mis bolsas,
¿agitaste tú las tuyas?

Antiguos Ejecutivos:

Lo siento, John,
lo siento, mejor
inténtalo otra vez.

John el Calvo:

Bueno, ¿cuánto se agitan?

Antiguos Ejecutivos:

Lo siento, John,
lo siento, mejor
inténtalo otra vez.

John el Calvo:

Tengo casi dos kilómetros de alto.

Antiguos Ejecutivos:

Lo siento, John,
lo siento, mejor
inténtalo otra vez.

John el Calvo:

Esta chica debe practicar la riquezería.

Antiguos Ejecutivos:

Lo siento, John,
lo siento, mejor
inténtalo otra vez.

John el Calvo:

No os preocupéis del marica,
yo me encargo del marica.

Antiguos Ejecutivos:

Lo siento, John,
lo siento, mejor
inténtalo otra vez.

Inténtalo otra vez,
inténtalo otra vez,
inténtalo, inténtalo, inténtalo otra vez,
etc.

John el Calvo:

Tu Pomona está muy extinta...
Sí, estudié con el Dong de Tokyo
y también con el Kato oriental...
Mi cuerpo contiene, eh, agua
¡Me encanta como hablan los de Copenague!
Conductor, McDoodle...
Salchicha.
Salima.
Salami.
Se parece a eso que le sale a Pecas
una vez al mes...

Finalmente el PADRE RILEY B. JONES se acerca a JOE con su pequeño estuche de ungüentos previamente bendecidos...

Escrutiñador Central:

Éste es el ESCRUTIÑADOR CENTRAL... Pobre Joe. Se está cansando de agacharse... pero intentamos avisarle... ¿no? Muy bien, Joe... tú lo pediste... aquí llega Lo Gordo...

2. SCENE THIRTEEN: Keep It Greasey
ESCENA TRECE: Mantenlo lubricado

Joe:
(untándose a sí mismo mientras canta)

Mantenlo lubricado para que entre bien.
Mantenlo lubricado para que entre bien.
Mantenlo lubricado para que entre bien.

Manx:

Dale la vuelta y lubrícalo,
te llevaré a través del corazón de la ciudad.

Joe:

Mantenlo lubricado para que entre bien.
Mantenlo lubricado para que entre bien.
Mantenlo lubricado para que entre bien.

Manx:

Dale la vuelta y lubrícalo,
te llevaré a través del corazón de la ciudad.

JOE (que todavía lleva su traje de ama de casa de aquella primera vez que eligió a SY BORG en El Armario) se ajusta su pequeño delantal a una posición más ventajosa y canta...

Joe:

Hey, las buenas mujeres, lo tienen difícil de verdad,
buenos hombres, bueno, no hay suficientes,
todas las buenas chicas están buscando todo el rato,
buenos hombres es algo que no pueden encontrar,
y si encuentran alguno milagrosamente,
intentan ser tan cariñosas como pueden,
porque si encuentran alguno y lo dejan ir
casi seguro que no podrán encontrar ninguno más.

Mantenlo lubricado para que entre bien.
Mantenlo lubricado para que entre bien.
Mantenlo lubricado para que entre bien.

Manx:

Dale la vuelta y lubrícalo,
te llevaré a través del corazón de la ciudad.

Joe:

Un buen amante es lo más difícil de encontrar,
una buena mujer necesita relajar la cabeza,
y conozco unas pocas que necesitan relajarse por detrás,
todo lo que tienes que hacer es lubricarlo,
y todo irá bien.

Mantenlo lubricado para que entre bien.
Mantenlo lubricado para que entre bien.
Mantenlo lubricado para que entre bien.

Manx:

Dale la vuelta y lubrícalo,
te llevaré a través del corazón de la ciudad.

Joe:

Una chica no necesita
ningún lubricante fantástico
para conseguir
algo de libertad en el trasero,
cualquier tipo
de lubricante basta,
quizá de otra
parte de ti.
Lubricante del norte,
lubricante del sur,
toma un poco de saliva
del borde de tu boca.
De tu boca.
De tu boca.
De tu boca.
De tu boca.

Dale la vuelta,
lubrícalo.
Aquí llega ese loco
sonido chillón...

Mantenlo lubricado para que entre bien.
Mantenlo lubricado para que entre bien.
Mantenlo lubricado para que entre bien.
Dale la vuelta y lubrícalo, lubrícalo,
lubrícalo...
¡Oh, no! Aquí llega ese sonido chillón otra vez...

Y sin duda los muros de la prisión retumbaron con toda clase de sonidos chillones mientras los abogados, ejecutivos y promotores deciden todos saltar sobre JOE para efectuar una espectacular violación múltiple en cámara rápida que nos lleva a la...

3. SCENE FOURTEEN: Outside Now
ESCENA CATORCE: Fuera ahora

Joe:
(algo exhausto)

Esos ejecutivos me han desplumado de la hostia,
y todavía me queda mucho tiempo hasta que haya
pagado mi deuda con la sociedad,
y yo lo único que siempre he querido hacer era
tocar la guitarra y tirar de las cuerdas haciendo
rin-ton-tin-ton-tinoninoni.

Ya lo tengo,
seré hosco e introvertido,
me encerraré en el reino crepuscular
de mis propios pensamientos secretos,
me tumbaré de espaldas aquí hasta el amanecer
en un estado semi-catatónico,
y soñaré con notas de guitarra
que irritarían
al típico ejecutivo...

Y sin duda JOE sueña unas pocas de esas notas de guitarra que todo ejecutivo desprecia... esas bajas... todo ejecutivo sabe que sólo los discos con notas agudas chillonas consiguen ser éxitos (excepto con Duane Eddy)...

Bueno, creo que ésa funcionó,
si sólo pudieran oírlo,
media docena de ellos se estrangularían
mientras se chupan la polla unos a otros,
pero sólo era un puñado de notas
imaginarias que he tocado,
sólo algo extra
que me mantenga día a día,
y está bien,
voy a salir de aquí muy pronto,
entonces no tendré que vivir
en esta fea habitación de mierda.

No puedo esperar a ver,
no puedo esperar a ver cómo es
fuera ahora...
etc.

Y JOE se queda ahí tumbado, soñando notas imaginarias durante años, hasta que finalmente le dejan salir...

4. SCENE FIFTEEN: He Used To Cut The Grass
ESCENA QUINCE: Solía cortar el césped

Joe:
(a sí mismo mientras sale de prisión)

He salido al fin.
Chico, el mundo sin duda ha cambiado.
Guau... no hay casi nada divertido que hacer
desde que declararon ilegal la música.
Pero estoy enganchado,
tengo el hábito,
tengo que tenerlo.
Necesito tocar,
pero ya no hay músicos,
todos se han ido.
¡Espera! ¡Ya lo tengo!
Seré hosco e introvertido,
me encerraré en el reino crepuscular
de mis propios pensamientos secretos,
pasearé por el aparcamiento
en un estado semi-catatónico,
y soñaré con notas de guitarra
que vayan con los anuncios de la zona de carga.

JOE vaga por el mundo que para entonces ha sido totalmente pulido, cuidadosamente organizado, con todo el mundo presentándose diariamente en su lugar señalado en una cola en algún sitio en frente de una ventanilla en algún lugar de un edificio en algún sitio para cobrar su cheque de la asistencia social, que, cuando se hace efectivo, hace posible a los jóvenes continuar con los pagos de los obsoletos e irreparables aparatos que sus padres habían comprado a plazos hace años, proporcionando como aval los futuros sueldos de sus hijos. El resto de estos cheques es usado por los jóvenes destinatarios para comprar sus propias cosas divertidas a crédito, muchas de las cuales se rompen o fallan a los pocos momentos de comprarlas y parecen estar amontonadas en todas partes.

Escrutiñador Central:

Éste es el ESCRUTIÑADOR CENTRAL.
La Zona Blanca es sólo para carga y descarga.
Si tienen que cargar o descargar, vayan a la Zona Blanca.
Les encantará.
Es una estilo de vida.
Éste es el ESCRUTIÑADOR CENTRAL.
La Zona Blanca es sólo para carga y descarga.
Si tienen que cargar o descargar, vayan a la Zona Blanca.
Les encantará.
Es una estilo de vida.
Éste es el ESCRUTIÑADOR CENTRAL.
La Zona Blanca es sólo para carga y descarga.
Si tienen que cargar o descargar...

Mientras JOE tropieza con montones de bienes de consumo muertos transformados en estatuas abstractas dedicadas a la Calidad de la Artesanía Americana, soñando con sus estúpidas notitas de guitarra, escucha, en algún lugar en el fondo de su cabeza, la voz de la SRA. BORG, burlándose de él:

Voz de la Sra. Borg:

¡Bajad eso!
¡Bajad eso!
¡Aquí hay niños durmiendo!
¿No os sabéis ninguna canción agradable, chicos?
¡Estoy llamando a la policía!
¡Ya lo he hecho!
¡Estarán aquí... pronto!
¡Ya se acabaron las bromas!
¡Ahora veréis!
¡Ahí están, ya vienen!
¡Escuche ese follón!
¡Aquí todos los días es lo mismo!
Solía cortarme el césped...
Era un chico muy agradable...
Solía cortarme el césped...
Era un chico muy agradable...
Solía cortarme el césped...
Era un chico muy agradable...
Solía cortarme el césped...
Era un chico muy agradable...

Escrutiñador Central:

Éste es el ESCRUTIÑADOR CENTRAL... Sí... solía ser un chico agradable... Solía cortar el césped... Pero ahora su mente está totalmente destruida por la música. Está tan loco que incluso cree que la gente escribe artículos y reportajes sobre sus notas de guitarra imaginarias, y así, continuando encerrándose en el reino crepuscular de sus propios pensamientos secretos, no sólo sueña notas de guitarra imaginarias, sino que, para empeorar las cosas, sueña partes vocales imaginarias para una canción sobre la profesión de periodista imaginario...

5. SCENE SIXTEEN: Packard Goose
ESCENA DIECISÉIS: El ganso del Packard

Joe:
(sujetando el adorno del capó de un coche antiguo)

Quizá pensaste que yo era el Ganso del Packard,
o el Ronald MacDonald del nouveau-abstruse.
Bueno que se jodan todos, no necesito excusas
para ser lo que soy.
¿Me oís, entonces?

Los escritores de rock'n'roll son el peor tipo de gentuza,
vendiendo el punk como un nuevo tipo de enfermedad inglesa.
¿Es ésa la onda del futuro?
¡Oh, pasad sin mí, por favor!

Oh, no, os tenéis que ir,
¿para quién escribís?
Quiero saberlo.
Creo que sois la puta del gobierno
y venís a mantener la estupidez de la gente,
y venís a mantener la estupidez de la gente.

Que se jodan todos los escritores con la pluma en la mano.
Seré más específico para que puedan entender:
pueden todos besarme el culo,
pero como es tan imponente,
será mejor que se queden lejos.

Eh, Joe, ¿a quién se la soplaste?
Moe apretó el botón, chico,
y tú fuiste al concierto.
Mejor que chupes un poco más fuerte o la pasta no correrá,
y no me refiero a tu pulgar,
así que de rodillas, desgraciado,
dite a ti mismo que es delicioso,
y chupa hasta quedarte insensible.

El periodismo es espantoso,
y debemos llevar cuidado con él.
Me pregunto qué habrá sido de Mary.

Y nada más preguntarse, se le aparece una visión de Mary, pronunciando un pequeño discurso...

Voz de la visión de Mary:

¡Hola! Soy yo... la chica del autobús...
¿Recuerdas?
¿La última gira?
Bueno...
La información no es conocimiento,
el conocimiento no es sabiduría,
la sabiduría no es verdad,
la verdad no es belleza,
la belleza no es amor,
el amor no es música,
la música es LO MEJOR...
La sabiduría es el reino del Saber (que está extinguido).
La belleza es una corrupción fonética francesa
de un adorno de cuello
actualmente en resurgimiento...

Y tan pronto ha hablado (lo cual es torpe y probablemente incorrecto pero qué coño importa), adornos de cuello enormes y gordos oscurecen el horizonte en una multitud, golpeando sus horribles alas y usando sus cierres de cromo escondidos mientras resurgen en dirección a la Zona Blanca buscando material para comer junto a los Santuarios de Utensilios de la Gran América...

Joe:

Si estáis en el público y os gusta lo que hacemos,
aueremos que sepáis que vosotros también nos gustáis,
pero para el mamón que escribirá la reseña,
si su mente es prensil
dejará el lápiz
y se agachará encima
del Utensilio Cósmico,
ofrece todo lo que tengas
sobre el Utensilio Cósmico,
siéntate y gira hasta que te pudras
sobre el Utensilio Cósmico,
de verdad que necesita agacharse
sobre el Utensilio Cósmico.

Ahora que ya he acabado con eso,
tocaré otra vez mi guitarra imaginaria.
Eh... ¡suena bien de verdad!
Eh... venga... ¡AH!
Chico, ¡qué imaginación!
Me quiero más de lo que me quiero...
Creo...
¡Qué tono!
¡Suena como un Gitano Elegante!
¿Qué es eso?
¿Musk?
¡Es moderno!

6. SCENE SEVENTEEN: Watermelon In Easter Hay
ESCENA DIECISIETE: Sandía en heno de Pascua

Escrutiñador Central:

Éste es el ESCRUTIÑADOR CENTRAL... Joe se ha provocado a sí mismo un frenesí imaginario durante el fundido final de su canción imaginaria... Ahora empieza a sentirse deprimido. Sabe que el final se acerca. Se ha dado cuenta al fin de que las notas de guitarra imaginarias y las voces imaginarias sólo existen en la mente del Imaginador... y... en definitiva, ¿a quién coño le importa? Así que... Así que... Perdón... ¡Ja, ja, ja! Mmm... Así que... Ja, ja, ja... ¡Ja, ja, ja! ¿A quién coño le importa? Así que vuelve a su pequeña y fea habitación y tranquilamente sueña su último solo de guitarra imaginario...

7. SCENE EIGHTEEN: A Little Green Rosetta
ESCENA DIECIOCHO: Una pequeña roseta verde

Escrutiñador Central:

Éste es el ESCRUTIÑADOR CENTRAL... Como puedes ver, la MÚSICA te puede joder bien... Toma ejemplo de Joe, haz como él, empeña tu guitarra imaginaria y consigue un buen trabajo... Joe lo hizo, y ahora es un tipo feliz, en el turno de día de la Cocina de Investigaciones de la Magdalena, retorciendo con arrogancia el estéril hocico de lienzo de un utensilio para untar helado completamente cargado. Y cada vez que pasa una bonita magdalena por la cinta, escupe...

Y si esto no te convence de que la MÚSICA causa GRANDES PROBLEMAS... entonces quizá debería apagar mi megáfono de plástico y cantar la última canción del álbum con mi voz normal...

Una pequeña roseta verde,
una pequeña roseta verde,
una pequeña roseta verde,
una pequeña roseta verde,
harás una magdalena mejor
con una roseta verde,
una pequeña roseta verde,
una rosetita verde.

Una roseta verde,
una pequeña roseta verde,
una pequeña roseta verde,
una rosetita verde,
harás una magdalena mejor de verdad,
es mejor,
está mejorando de verdad,
es mejor, es mejor
con una roseta verde,
seta, seta.
Y una rositti verde, también.

Rositti verde,
una pequeña rositti verde,
es sustanciosa de verdad, de verdad,
la pequeña rositti verde.

Harás una magdalena mejor de verdad,
es mejor.
(Hey, los de ahí fuera... eso estuvo muy bien)
Está mejorando de verdad,
es mejor, es mejor
con una roseta verde,
seta, seta.
(Buen Dios, dadle alguno al batería)
Roseta verde.
(etc.)

¡Buen Dios! ¡Estáis tocando de verdad! Ahora la versión reggae, para la gente del Tercer Mundo... no hemos olvidado a nadie en esta canción... para todos vosotros, los franceses... que creéis que sois lo nunca visto... Y para toda la gente de España... que creen que los franceses son lo más... Y para la gente de Mongolia que siempre ha querido ir a España de vacaciones... Y para todos los de Taiwan que os han mascado, este coro es para vosotros: (Rang Tang Ding Dong, soy el Hombre de Arena japonés... Toma ocho...)

Una roseta verde,
una roseta verde (etc.).
(Contra el ritmo reggae, aunque...
no, todavía es reggae, pero está todo al reves, vale.)

Ahora, verás, en algunos lugares del Tercer Mundo puede ser difícil bailar esto porque el tocadiscos de keroseno no es un aparato muy eficiente... Y muchas veces se le acaba, se le acaba la fuerza justo en mitad del coro... haciendo que la canción suene como esto...

Una pequeña roseta verde.

En cualquier caso continuamos a pesar del hecho de que tu tocadiscos tenga poca gasolina. Sugerimos que en lugares como el Cuarto Mundo donde las cosas son realmente duras mantengas el tocadiscos en marcha frotando dos palos. Y si todo lo demás falla, tira el disco... construye tu propia roseta verde... prueba esta receta: Empezaremos con un montón de hierba... el hueso de hierba unido al hueso del tobillo... el hueso de la rodilla unido al hueso de los deseos... y entonces todo el mundo se va a Nueva York y se va a una fiesta con Warren. ¡Eh!

Y hemos traído volando, con gran gasto (triple escala, nada menos, damas y caballeros), al clon de Steve Gadd para tocar en los coros finales de esta canción... es de verdad lo nunca visto, a pesar del hecho de que la pista de la claqueta no tiene nada que ver con lo que él está haciendo ahora. Estoy oyendo la claqueta, sí, estoy sufriendo con la pista de la claqueta ahora mismo... este tío está totalmente desincronizado con ella, pero qué coño importa. Ed Mann le llamará más tarde, le enseñará la señal. Muy bien, Vinnie, ¿dónde está el cinco?

Son muy buenos músicos
(el cantante no es demasiado bueno, los músicos sí son muy buenos),
son muy buenos músicos,
pero eso no marca ninguna diferencia
si son buenos músicos o no,
porque a cualquiera que compre este disco
no le importa una mierda si hay buenos músicos
en él,
porque esta es una canción estúpida,
Y ASI ME GUSTA QUE SEA.

Una pequeña roseta verde,
una pequeña roseta verde,
una pequeña roseta verde,
una pequeña roseta verde,
haces una magdalena mejor
con una roseta verde,
una pequeña roseta verde,
roseta, roseta, roseta...

Al Malkin:

Zetta...

 

Todas las canciones escritas por Frank Zappa
(excepto donde se indica lo contrario)
Traducción de Román García Albertos
donlope@ono.com
2011-12-11