Apostrophe (')

A

por Román García Albertos

1 de septiembre de 2000

Siempre tarde, como el conejo de Alicia, allá va mi comentario sobre otro de mis discos favoritos del tío del bigote.

Apostrophe (') fue el segundo disco de Zappa que yo me compré (el primero fue Mothermania), y no he parado de oírlo desde entonces (hace unos 20 añitos de nada), y cada vez que lo oigo me vuelvo a sorprender.

Lo curioso es que es un disco hecho a partir de retales y remiendos, pero el resultado es uno de los discos más coherentes y completos de la discografía de Zappa, ¡y en apenas 30 minutos!

La cosa empieza con el viento del ártico y la historia de Nanook el esquimal, sus problemas con la nieve amarilla y con los cazadores furtivos. Toda la suite de Nanook y St. Alfonzo está grabada por la banda del 73, la que grabó Over-Nite Sensation con algunos añadidos en las voces (Napoleon y un recuperado Ray Collins).

La historia es un sueño donde la madre de Nanook el esquimal le avisa de que no se acerque a la nieve amarilla ni se la coma ("Don't Eat The Yellow Snow"), porque allí es donde van los perros (lo que hagan allí los perros queda a la imaginación del oyente).

Pasamos del funky al blues para contar las aventuras de Nanook y el cazador furtivo de pieles que quiere la piel de su bebé foca favorito, y Nanook se defiende atacando al cazador con nieve amarilla y frotándosela ("Nanook Rubs It") hasta dejarlo ciego. Cuando el cazador se queda ciego, "I can't see", suena una sección de vientos maravillosa. La única solución para su ceguera (temporal) es, como dice la leyenda, atravesar la tundra hasta la parroquia de St. Alfonzo.

Una frase de Ruth con el vibráfono nos introduce en "St. Alfonzo's Pancake Breakfast", una de esas canciones enloquecidas de Zappa, donde cada frase es acompañada de otra frase musical imposible. ¡Pero esto no es nada, porque esta es la versión "lenta"! (Efectivamente, en la versión en directo de la 'suite', había un reprise de "St. Alfonzo's", que se hacía "tan rápido que ni te das cuenta").

Después de llegar al desayuno de St. Alfonzo y robar la margarina, nos toca conocer las aventuras de "Father O'Blivion" y los pastelillos que hace y sus relaciones personales con los duendes y que ya le traigo sus raquetas de nieve, alteza. En fin, en la versión en directo que aparece en You Can't Do That On Stage Anymore Vol. 1 podemos seguir la historia con el encuentro entre St. Alfonzo y Nanook.

Una canción que no entró en Over-Nite Sensation es "Cosmik Debris", con Tina Turner y las Ikettes haciendo coros. Con aire de blues una historia sobre los falsos gurús. Gran canción y muy apropiada para el cachondeo en directo (véase la versión de You Can't Do That On Stage Anymore Vol. 3). Un solo de guitarra sobre una escala de blues (¡eh, también sabía hacer eso muy bien!), reaparece el poncho de "Camarillo Brillo", y pasamos a otra cosa.

Lo que antiguamente era la cara B comenzaba con una canción extrañísima, "Excentrifugal Forz", con un ritmo rarísimo (que ha dado lugar a debate sobre quién es el batería, dado que en los créditos no aclara quién toca cada canción), y una letra sin sentido. Todo apunta a que la canción está dedicada a Lowell George, que estuvo en los Mothers en 1969 y que luego formó Little Feat. En cuanto a la grabación, seguramente la base, con Sugar Cane Harris al violín y probablemente John Guerin a la batería, se grabó en las sesiones de Hot Rats, añadiendo Zappa después bajo, guitarras y voz.

La canción que da título al disco, "Apostrophe'", es una jam-session que se grabó en Septiembre de 1972 en Nueva York, mientras Zappa estaba de gira con su pequeño Wazoo. En los estudios Electric Ladyland se metieron Zappa, su batería Jim Gordon, el guitarrista rítmico de la banda, Tony Duran, y ese monstruo que es Jack Bruce con su bajo distorsionadísimo, a hacer ruido un rato. El resultado es un solo de guitarra y un solo de bajo todo junto. Se recomienda subir mucho el volumen del aparato y abrir mucho las orejas.

Después viene una de mis canciones favoritas del mundo, "Uncle Remus", basada en un viejo personaje y escrita a medias por George Duke y Frank Zappa, es una canción muy bonita y tiene un efecto de contraste tremendo después de "Apostrophe'". Zappa canta con convicción sobre la cultura afro-americana, las figuras de los jockeys negros de las casas de la gente rica y sobre el pelo afro. La base del tema se debió de grabar en las sesiones de Waka/Jawaka y The Grand Wazoo, con Erroneous al bajo y Aynsley Dunbar a la batería, y las voces en las sesiones de Over-Nite Sensation, con Tina Turner y las Ikettes de nuevo haciendo coros.

La última canción del disco es otro de los platos fuertes, ni más ni menos que "Stink-Foot", o la Continuidad Conceptual en estado puro. Otra canción con aire de blues (y ya van tres en el disco, ¡a ver si va a ser un disco de blues!), sobre pies pestosos y perritos, con un solo de guitarra con sonido limpito que podría cantar de memoria ahora mismo. Es pura especulación, pero seguramente la base se grabó a principios de 1970, con Aynsley Dunbar usando las escobillas, cuando se grabaron algunas de las canciones de Chunga's Revenge, con 'overdubs' de 1973.

El perrito habla y nos explica que la clave de toda la continuidad conceptual es el apóstrofo. Y después, como ya sabíamos desde "Dirty Love", el caniche muerde y lo masca. La cosa empieza con perros y acaba con perros. Se cierra el círculo y fin.

© Román García Albertos
donlope@ono.com
2004-06-21