Frank Zappa pega 'palos' a los políticos de EEUU en su gira

Manuel Montero
El Periódico, 16 de mayo de 1988, p. 39

El legendario Frank Zappa congregó el sábado por la noche a unas 30.000 personas en el Auditorio de la Casa de Campo de Madrid, en el que fue el concierto con más público de su gira española, que concluye mañana en el Palacio de los Deportes de Barcelona. Este diario pudo hablar unos minutos con el músico, poco antes de salir a escena, en los que Zappa arremetió contra los candidatos conservadores a la presidencia de los Estados Unidos y contra el demócrata Jesse Jackson.

"Jesse Jackson es un jodido oportunista", afirmó Zappa del candidato negro, con la claridad con que acostumbra hablar este músico. Y añadió: "El día que mataron a Luther King, Jackson acudió al lugar del crimen, buscó a un periodista e hizo correr el bulo de que King había muerto en sus brazos. Sobre esta base fundó toda su campaña política, que desgraciadamente ha arrastrado a mucha gente de izquierda".

Razones para un viaje

Frank Zappa, uno de los músicos más influyente, innovador y polémico de los últimos 20 años, se muestra muy serio cuando habla de política, uno de sus temas preferidos, no en vano hace algunos años presentó su candidatura a la presidencia de los Estados Unidos. Zappa reconoció que esta gira mundial que ha emprendido este año se debe fundamentalmente a razones políticas.

"Yo odio viajar. Hace cuatro años que no salía a tocar por Estados Unidos y por el mundo. Este año lo hemos hecho porque hay campaña electoral, y creemos que nuestras canciones no le van a beneficiar en nada a candidatos tan despreciables como el fanático religioso Pat Robertson, un tipo casi tan peligroso como Ronald Reagan o su alter ego de este años, George Bush", aseguró.

Pasarlo bien

El líder de la mítica banda Mothers of Invention señala que, a pesar de sus encendidas manifestaciones políticas, tanto en escena como fuera de ella, en el momento de aparecer ante el público "lo que más me interesa es que la gente lo pase bien". El concierto madrileño lo abrió con la frase "vamos a pasarlo de puta madre", pronunciada con cierto esfuerzo en castellano.

Cuando llevaba el pelo largo, Zappa se desataba la coleta en escena para divertir al personal con su imagen y sus gestos. "Si la gente paga para verte, hay que divertirles", comenta. Ahora, con el pelo corto, aunque con su bigote característico y su eterno proyecto de perilla, Zappa se ayuda de pelucas y sombreros para darle al concierto un tono de verdadero show, titulado Broadway the hardway, apoyado por once músicos tan divertidos como él, donde combina la sátira política con el comentario social.

Zappa siempre se ha manifestado contra el modo de vida americano. Sin embargo, el sábado en el camerino del Rockódromo madrileño, se definió con ironía como un "típico norteamericano en todos los sentidos". Zappa aseguró además que continúa enfrentado a las listas de éxito y a los lanzamientos comerciales, y que luchará con todas sus fuerzas contra la censura que trata de imponer el equipo de Ronald Reagan. Algunas de sus letras tienen problemas por haber sido calificadas de indecentes.

A punto de salir a actuar, volvió a las andadas políticas para definir a su candidato perfecto a la presidencia de los EEUU como "práctico, educado, honesto y muy listo. Es difícil encontrar un hombre así, pero el que más se le parece es el demócrata Mario Cuomo, gobernador del Estado de Nueva York".

 

Gracias a Javier Marcote por el artículo

donlope@ono.com
2008-10-08