Sheik Yerbouti

SY

por Román García Albertos

29 de abril de 2001

Sheik Yerbouti y yo

Sheik Yerbouti fue si no recuerdo mal el primer disco de Zappa que vi llegar a las tiendas, allá por 1979. Un amigo mío se lo compró (o se lo prestaron o algo así) y me iba a su casa a escucharlo. Recuerdo que oíamos las cuatro caras del álbum una detrás de otra una y otra vez, hasta que nos sabíamos las canciones de memoria. Mirábamos una y otra vez los créditos para ver si salía Bob Dylan por alguna parte (porque la que salía en "Flakes" era definitivamente su voz, así que nos imaginábamos una hipotética amistad entre ambos), nos moríamos de risa con cosas como el "a-ren-nen-nen-ah-ren-nen-nen a-ren-nen-nen-uh-rennda" de "I'm So Cute" o los kazoos de "Jewish Princess". Mirábamos la portada y nos tratábamos de imaginar que demonios se le pasaría por la cabeza para disfrazarse así.

Pero el recuerdo que más marcado tengo de cuando escuchaba el disco sentado en la litera de abajo de la habitación de mi amigo era su perro (un animal genial llamado Julai, que era como uno más de la pandilla) aullando al tono mientras sonaba el solo de guitarra de "Yo' Mama". Era alucinante. Cada vez que llegaba la cara cuatro y empezaba el solo de guitarra Julai se ponía a aullar. Y siempre al tono. Viendo la reacción del perro fue como yo comencé a apreciar los solos de guitarra de Zappa.

La banda de 1977-78

Cuando Zappa editó Sheik Yerbouti llevaba un par de años sin poder publicar nada. Había roto con su anterior compañía, Warner, en 1977 por todo el asunto de Läther, y estaba en juicio con ellos y con su ex-manager Herb Cohen. De momento no podía utilizar nada de su antiguo material (todas las cintas estaban retenidas en el litigio), así que si quería publicar algún disco tenía que ser con nuevas grabaciones.

Entre septiembre de 1977 y abril de 1978 estuvo de gira con su nueva banda y como era su costumbre, grabó los conciertos de Nueva York de octubre (que también se filmaron para la película Baby Snakes) y los de Londres de febrero para utilizarlos para el disco. Era más barato grabar las bases de las canciones en los conciertos que en el estudio. Sobre todo teniendo músicos semejantes.

La banda estaba compuesta por Terry Bozzio a la batería (que llevaba con Zappa desde 1975), Patrick O'Hearn al bajo (que había entrado en la banda en 1976), el percusionista Ed Mann (que debutaba en esta gira, aunque ya había colaborado con Zappa en el estudio grabando percusión para Zappa In New York junto a su maestro John Bergamo), y los nuevos miembros, los teclistas Tommy Mars y Peter Wolf (después de la insatisfacción que le produjo a Zappa la época en que Eddie Jobson reemplazó a George Duke en la banda, decidió que la mejor solución para susituir a Duke era contratar no uno, sino dos teclistas), y el guitarrista y comediante Adrian Belew.

Adrian Belew es un caso especial. Estaba actuando con su banda de versiones en un local de Nashville cuando entraron por la puerta Frank Zappa, su guardaespaldas John 'el calvo' Smothers, Terry Bozzio y Patrick O'Hearn, que estaban actuando por la zona y habían salido a divertirse un rato. Zappa quedó encantado con Belew y le prometió una audición para entrar en la banda. Seis meses más tarde lo llamó y le estuvo enseñando todas sus nuevas canciones. Belew no sabía leer música pero aprendía rápido y era un cantante e imitador excelente (sí, él era el que hacía de Bob Dylan), además de un guitarrista excepcional.

De hecho Zappa tenía puestas muchas esperanzas en Belew y le decepcionó mucho que decidiera abandonar la banda al final de la gira. Brian Eno había visto tocar a Adrian con Zappa en un concierto en Colonia y llamó a David Bowie para recomendárselo. Bowie fue al concierto de Berlín con Iggy Pop y contrató a Adrian Belew para cuando acabara la gira con Zappa. Zappa le deseó suerte pero nunca perdonó a Bowie. Poco después, mientras actuaban en Londres, algunos de los otros miembros de la banda tuvieron algún problema con algunas sustancias y Zappa los despidió a todos y canceló la gira.

Las canciones

Algunas curiosidades sobre las canciones del álbum: "I Have Been In You" ("He estado dentro de ti") es una parodia de la canción "I'm In You" ("Estoy dentro de ti") de Peter Frampton. La voz de Dylan en "Flakes" la imita Adrian Belew. En posteriores giras le tocaría hacer el papel de Dylan a Ike Willis y a Ed Mann. "Broken Hearts Are For Assholes" y "Tryin' To Grow A Chin" hubieran aparecido previamente en Läther si hubiera llegado a editarse. "Rat Tomago" es un solo de guitarra extraído de "The Torture Never Stops", y "The Sheik Yerbouti Tango" de "The Little House I Used To Live In" (sí, a mí también me gustaría escuchar la grabación completa). "Bobby Brown" fue un exitazo en Alemania y en los países nórdicos. El 'Simmons' nombrado en "Tryin' To Grow A Chin" es en realidad Jeff Simmons (el de "Lucille Has Messed My Mind Up"). "Dancin' Fool" colocó a Sheik Yerbouti entre los discos de Zappa más vendidos. "Jewish Princess" le costó a Zappa una denuncia de la Liga Anti-Difamación B'nai B'irth, una organización judeo-americana. "Wild Love" cuenta con la voz de Napoleon Murphy Brock (entre otros) y los clarinetes de David Ocker (que años más tarde se convertiría en la mano derecha de Zappa con el Synclavier), además de incluir un pasaje de lo que luego se convertiría en una de las composiciones más ambiciosas de Zappa: "Sinister Footwear". El solo de "Yo' Mama" y el tema "Rubber Shirt" están grabado utilizando la técnica de 'xenocronía' (que ya había utilizado en "Friendly Little Finger" del álbum Zoot Allures). La canción está escrita en honor de Tommy Mars, que durante los ensayos de la gira falló en aprenderse de memoria la canción "The Little House I Used To Live In" y Zappa le dijo: "Quizá deberías quedarte en casa con tu mamá..."

Zappa Records

Sheik Yerbouti fue el primer disco editado por Zappa Records, y fue distribuido por la compañía Mercury y por CBS en Europa (realmente el primero hubiera sido Läther si hubiera llegado a editarse). Realmente tuvo que ser una satisfacción para Zappa (y un bofetón en la cara de Warner Brothers, su antigua compañía), porque para ser el primer álbum que editaba con control absoluto (sin las presiones de Warner ni las ideas de Cohen) se convirtió inmediatamente en el disco más vendido de toda su discografía.

© Román García Albertos
donlope@ono.com
2001-08-23