U N I D A D · M O V I L

 

E D I T O R I A L
La esencia del viajero es partir siempre, sin querer saber cuándo ha de volver ni importarle lo que ha dejado atrás. Nuestro viaje viene del pasado. Hemos surcado mares intempestuosos y áridos desiertos pero la felicidad contenida en toda llegada a un destino siempre la hemos experimentado. Hoy partimos hacia el siguiente designio con el espíritu atento. Hemos aprendido a lo largo de estos años que lo cardinal es hacer camino, no detenerse nunca, marcarse siempre nuevos horizontes, cada vez más amplios, más prolijos, más densos. Y en esta nueva etapa hemos conjuntado esfuerzos y experiencias para empujar una maquinaria simple pero eficaz que nos permita expresar todo lo que nuestras capacidades artísticas den de sí y que nos garantice independencia y seguridad. En estos últimos años las implacables leyes del mercado de las artes escénicas, -que propugnan lo "fácil", aquello que está exento de riesgo- nos han lanzado a una lucha por la supervivencia que amenaza con convertirnos en mercachifles del ocio en este mundano bazar y a desnudar nuestras propuestas de los componentes que han dado carta de naturaleza durante cientos de años a las artes escénicas. El esfuerzo de las "pequeñas unidades" que nos hemos agrupado bajo el nombre de Unidad Móvil va a ir encaminado hacia una concreción de las artes escénicas en propuestas artísticas que no estén alejadas de la realidad que nos rodea pero que no sucumban ante la vulgaridad de lo fácil o lo inmediato.Se está acabando el tiempo del Estado como protector de las pequeñas cosas. Ha pasado de ser un mecenas de las iniciativas privadas a convertirse en unempresario que busca la rentabilidad política –es el gran valor en alza de este último decenio– de todo aquello que organice.

E D I T O R I A L
Y esta tendencia le ha llevado a apostar por los grandes fastos, que son grandes por sus presupuestos y por la repercusión que tienen en los medios de comunicación pero que están hueros, olvidando que el auténtico arte está donde esté el creador, ese gran catalizador de los anhelos de la población, de aquellos deseos inconscientes que nos mueven día a día sin que podamos saber de qué se trata y que nos hacen suspirar cuando los vemos materializados –Áah, pottento!– en una obra de arte, sea del carácter que sea. Están llegando los tiempos en los que hay que recuperar el placer de las pequeñas cosas sin perder la identidad y con la conciencia clara de que pertenecemos a una sociedad repleta de personas que pueden tener nuestras mismas inquietudes y en la que expresarse con el lenguaje del ensueño no suponga un esfuerzo de marketing que empañe todo el proceso hasta convertirla en una mecánica burócrata que sobrepase al artista hasta destruirlo con la tremenda inmersión en el paro o con el embotamiento de sus sentidos artísticos recargados de planes, presupuestos o proyectos de financiación. En un momento histórico como el que nos ha tocado vivir –cargado de guerras "justas", catecismos feudales, corruptelas políticas...–, pocas cosas quedan por las que luchar o ante las que emocionarnos. Está a punto de morir la Utopía y pronto entraremos en el reino de la estulticia, de la pura necedad.Nosotros seguiremos apostando por el Arte y la Belleza como elementos indispensables para la supervivencia del Ser Humano. Seguiremos creyendo que toda persona cultivada en la sensibilidad del teatro, la música, la danza..., será más íntegra, más libre, más exigente.

Unidad Móvil  c/ Alfaro, 10, 4º izda. - 30001 - Murcia - Tel: 968 284817 / 968 215434 - Fax: 968 223321
e-mail: u.movil@arrakis.es