Hemos escuchado a...

...en el extranjero

FRANK ZAPPA & MOTHERS OF INVENTION

M. Blanco
Ritmo nº 434, septiembre de 1973, pp. 29 y 31

Frank Zappa es desde hace tiempo una figura muy importante de este mundo musical; surgió allá en los años 60, como una verdadera respuesta y renovación para todo lo conocido hasta entonces. Zappa y sus Mothers fueron una escuela «underground»; fueron una inmensa máquina puesta frente al público, en la que todos sus miembros eran pieza básica de ese inmenso organismo. Zappa, en el escenario, no es sólo música; es diálogo, diálogo social, político; en fin, es un genio renovador.

Su banda The Mothers of Invention ha variado mucho desde su formación; por ella han pasado talentos que han llevado las enseñanzas de Zappa por el mundo; por ella pasaron James William Guercio, que más tarde sería productor del grupo Chicago, o Henry Vestine, aquel gran guitarrista de Mayall; también Ian Underwood, hombre de confianza de Zappa, que hoy sigue con él.

Frank Zappa ha dado mucho a la música de vanguardia americana, pero se espera aún mucho más de él. Cuando en 1969 deshizo Mothers se creyó que Zappa estaba ya acabado; pero al poco tiempo sacaba una obra en solitario; todos la recordaréis, se llamaba Hot Rats. Después hubo un silencio, y ahora con más fuerza que nunca vuelve ese loco de la música mundial.

El día 31 de agosto actuaba con sus nuevos Mothers en el EUR de Roma. Su banda estaba enntonces formada por: Jan-Luc Ponty al violín, Ian Underwood al clarinete bajo y flauta, Bruce Fowler al trombón, George Duke al teclado, Ton Fowelr a la guitarra de bajos, Ralph Humphery a la batería, Ruth Underwood a la percusión, y, por fin, Frank Zappa a la guitarra.

La banda de Zappa ha variado según las necesidades, igual eran seis que veinte, conforme al espectáculo. Porque las presentaciones de Zappa son eso, un «music-espectaculo». Allí en Roma apareció Zappa; habló con el público, contándonos un poco de todo lo que había hecho; en seguida entró con un nuevo tema, desconocido para todos nosotros; luego explicó que se trataba de su nueva obra; más tarde presentó al grupo y continuaron tocando temas, unos conocidos, otros no; pero mientras el concierto seguía ibas sintiéndote parte de ese engranaje, ibas sintiéndote como un Mothers más; Zappa hablaba con el público, les preguntaba sobre temas de actualidad. El daba sus opiniones; es decir allí no había separación entre músicos y público; todo era eso, parte de esa música que mueve las ideas, la música y la obra de ese gran genio que algún día esperamos ver en España.

 

Gracias a Óscar Barberá

donlope@ono.com
2015-02-04