Them Or Us

TOU

por Román García Albertos

12 de febrero de 2002

Yo particularmente lo compré cuando salió (finales de 1984, principios de 1985), y era una época en la que lo que más oía curiosamente era David Bowie, y estaba atento a cosas como New Order, Prince, etc. El álbum me hizo gracia en algunos puntos ("Be In My Video", "The Planet Of My Dreams", y cosas así), pero aparte de que la portada me encantó, lo demás me dejó un poco frío. Demasiado 'heavy metal' para mí en ese momento ("Stevie's Spanking", "Whippin' Post", incluso "In France", aunque sea R&B), y luego los instrumentales se me atragantaban un poco. Sí, sabía que con el tiempo me terminarían gustando (en ese momento ya conocía prácticamente toda la obra anterior del bigotudo, y apreciaba mucho discos como The Man From Utopia y Ship Arriving Too Late To Save A Drowning Witch), pero en principio parecía más de lo mismo y no estaba por la labor. Me daba la impresión de que Zappa andaba un poco perdido en esos tiempos, y yo andaba buscando algo diferente.

Qué mala pinta, ¿eh? Por supuesto, para qué nos vamos a engañar, ahora es uno de mis discos favoritos (¿no digo eso siempre?). Aunque la verdad, los temas esos 'heavies' siguen sin terminar de hacerme mucha gracia.

16 de febrero de 2002

El álbum

La portada presenta a la perrita Patricia retratada por Donald Roller Wilson entre un biberón y una botella de Ketchup. ¿No es encantadora? Patricia también aparece en las portadas de The Perfect Stranger y de Francesco Zappa. Los tres volúmenes de The Old Masters también llevaban pinturas de Wilson en las portadas. Más información sobre este tipo en su propia página web (cómo no): http://www.donaldrollerwilson.com/

El álbum en sí es un potpourrí de material grabado en fechas que van desde 1967 a 1984. Zappa recuperó material de todas partes para su "disco de rock" de ese año. Ya había aparecido el álbum The Perfect Stranger (música de cámara escrita por Zappa e interpretada por Pierre Boulez y su Ensemble InterContemporain), y la rareza Francesco Zappa (tríos de cuerda de un antepasado del siglo XVIII interpretados con un secuenciador), así que ese año también necesitaba un "disco de rock".

1. The Closer You Are (Earl Lewis & Bobby Robinson)

El álbum se abre con "The Closer You Are", un viejo tema de los Channels de 1956 que solía ser un número típico de la banda de Zappa en los conciertos de los años 80. Es un tema a cuatro voces (algunas dobladas), con Ike Willis, Ray White y Robert Martin acompañando al maestro, que satisfacía así una de sus grandes ilusiones: formar parte de un grupo vocal de los 50. La versión en directo de You Can't Do That On Stage Anymore Vol. 4 da fe de que Zappa realmente le tenía respeto a este tipo de canciones (que por lo demás inspirarían cosas suyas como "Love Of My Life" y toda esa onda). Una bonita canción de amor. No os riais.

2. In France

Sigue "In France", que tiene una historia curiosa (que ya hemos contado: Zappa se puso a improvisar la letra en un concierto sobre la música de "In Cars" de Gary Numan, que estaba tocando Arthur Barrow al bajo). Aunque esta versión no tiene nada que ver con la de Gary Numan, claro. Lo mejor que tiene esta canción es que nos permite disfrutar del gran Johnny "Guitar" Watson, que por esta época anduvo colaborando con Zappa de nuevo (ya había colaborado en la época de One Size Fits All), grabando voces para Thing-Fish y guitarra y voz en el tema "I Don't Even Care" de Frank Zappa Meets The Mothers Of Prevention.

Aquí además, como regalo añadido, podemos escuchar la guitarra de Ray White en todo su esplendor, sin Zappa, ni Vai, ni siquiera Willis. Él solito.

La letra por supuesto son una serie de improperios más o menos humorísticos sobre las peculiares costumbres francesas (especialmente las más guarras) observadas desde el punto de vista de un americano medio. En las notas de You Can't Do That On Stage Anymore Vol. 3 comenta: "Mis disculpas a nuestros amigos en Francia por la letra; sin embargo, parece que sí que hay un poquitín de verdad en ella".

3. Ya Hozna

Para mí éste es uno de los platos fuertes del disco. En realidad el tema originalmente es sólo un comentario sobre la locura que les entró a los políticos y fanáticos religiosos americanos con los supuestos mensajes satánicos ocultos al revés en los discos de rock. Así que Zappa se dijo, ¿queréis mensajes al revés? Pues tomad. Y ni corto ni perezoso copió al revés la pista de voces (FZ, George Duke & Napoleon Murphy Brock) grabada en 1975 para el tema "Sofa" del álbum One Size Fits All (FZ, George Duke & Napoleon Murphy Brock), la editó concienzudamente (nada de ponerla al revés y ya está, no, cortó y pegó como un condenado), le añadió restos de grabaciones de Moon haciendo su imitación de "Valley Girl" (en este caso parece que grabadas para una versión de "I Don't Wanna Get Drafted" preparada para Thing-Fish y que quedó inédita), y un breve fragmento de "Lonely Little Girl" de We're Only In It For The Money (grabado en 1967, pero que estaba editando y remezclando en esta época) porque sí.

Como base hay un desbocado riff de guitarra de Zappa (es una gozada escucharle tocar la rítmica de cuando en cuando) con acompañamiento de Chad Wackerman a la batería (el mismo riff se puede escuchar durante el solo de guitarra de "Black Page" en el álbum You Can't Do That On Stage Anymore Vol. 5). Arthur Barrow añadió el bajo, según cuenta él mismo, escuchando también las voces al revés, lo cual se lo hizo todo más complicado. En cualquier caso el bajo lo hace todo aún más obsesivo. En definitiva el resultado es genial, un tema que pondría nervioso al censor más entrenado del mundo, y para guinda un solo de guitarra de Steve Vai (liberado de las partes escritas por una vez).

4. Sharleena

Ya comenté una vez sobre las versiones de "Sharleena". Ésta tiene mucha gracia, con el juego de voces, los aires reggae y el solo de Dweezil (probablemente sustituyendo el original de papá Frank, ya que la base está grabada en directo). Al principio hay unos "rellenos" de guitarra (Steve Vai, seguramente) que me recuerdan a Warren Cuccurullo imitando a Al DiMeola en "Peaches III".

5. Sinister Footwear II

Otro de los platos fuertes del disco (si no el que más). Es uno de esos grandes momentos de la discografía de Zappa, una gran composición interpretada por una gran banda (además grabada en directo, nada de estudio). La lástima es que quede inédita la versión completa para orquesta de esta maravilla (cuya partitura se puede conseguir a través de Barfko-Swill por unos módicos 500$).

La parte que viene en este disco es la segunda, de la cual ya se había escuchado un pequeño fragmento en el tema "Wild Love" de Sheik Yerbouti. Un gran trabajo de Ed Mann y Tommy Mars. Y un estupendo solo de guitarra de Zappa (el primero auténticamente suyo del álbum). Hay muchas ideas en este tema. Junto a cosas como "Moggio" creo que esto es lo más Zappa que se puede escuchar. Supongo que hay una línea que une "Uncle Meat", "Pound For A Brown", "Don't You Ever Wash That Thing", "RDNZL" y esto.

6. Truck Driver Divorce

Si escuchas "Sinister Footwear II" con mucha concentración al final te llevas un susto. Dios mío, debe ser la canción más estúpida de la historia. Grabada también en directo, es un tema country que deriva por momentos en música de cabaret alemana de principios de siglo, eso antes de perder la tonalidad por completo, claro. Y es que la vida de los camioneros es muy dura. Me parece divertidísima, y además enlaza con "No Not Now" y los envíos de judías verdes a Utah (donde viven los mormones que no quieren números obscenos en el patinaje artístico). Quizá todo sea un recuerdo/homenaje a Roy Estrada y sus tiempos de camionera en la ruta de Orange County.

El solo de guitarra no tiene nada que ver, y de hecho está sacado de otra canción, "Zoot Allures", grabada en el hotel Ritz de NYC en 1981. Otro gran solo. Atención a Wackerman, que muy discretamente hace unas cosas extrañísmas mientras Scott Thunes mantiene el tipo. Podría estar oyendo cosas así durante horas. ¿Cuando sale Trance-Fusion?

7. Stevie's Spanking

Lo que originalmente era el segundo disco del álbum se abre con este homenaje al encuentro histórico entre Steve Vai y Laurel Fishman tras el concierto del grupo en la universidad de Notre Dame en Nueva York. La historia nos la cuenta Zappa con detalle en su libro (en el capítulo titulado "El que estabas esperando", dedicado a las 'historias de carretera'):

The Real Frank Zappa Book, pp. 213-216

Tapa los agujeros

En 1981, en una de las primeras giras con Steve Vai, tocábamos en la universidad de Notre Dame y Laurel Fishman se pasó por allí. Por un giro del destino, Steve acabó en su habitación del motel con Laurel. Se dedicaron a una serie de práticas que incluían un cepillo para el pelo, y a Steve babeando sobre su propia polla mientras ella se la cascaba. (Obtuve el catálogo completo de eventos a la mañana siguiente durante el 'Informe del Desayuno'.)

Su nombre es Steve Vai,
y es un tipo loco.
El pasado noviembre, recuerdo
que necesitaba una zurra.

Decidió entonces
que sería excitante
que un especimen femenino
le diera una zurra una noche.

Laurel era su nombre,
vino a Notre Dame
(él me dijo la otra noche que
le tenía que estar agradecido a ella por la zurra).

Era grande y suave
y le pegó bien;
le hizo babear sobre su polla
y le hizo una paja, después de la zurra.

¡Cepillo para el pelo! ¡Oh! ¡Qué cepillo para el pelo!
(¡No es que necesite acicalarse!
¡Los tipos con el pelo azul claro nunca lo hacen!)

Luego ella explicó:
"¡Hay otro juego
al que podemos jugar con este aparato,
y una banana!"

Estaba un poco verde,
los vapores ahí enmedio
subiendo hasta llenar la habitación,
y cocer la banana.

Luego al amanecer,
Laurel continuó:
se levantó y se vistió
y se comió la banana.

"Stevie's Spanking" del álbum Them Or Us, 1984

Ya que conocía a Laurel durante años, y que iba a ser 'conmemorada' en esta 'canción folclórica', pensé que debería al menos hacerle conocer qué estaba escribiendo, y que si tenía alguna objeción, que lo dijera.

No sólo no tenía ninguna objeción, sino que pensaba que era una idea estupenda. Escribió un texto a mano, junto con una lista de todos los diferentes objetos con los que había sido 'penetrada' por Mr. Vai (por ejemplo, partes de guitarras, vegetales varios y el paraguas del batería).

FRANK:

Creo que deberías decir algunas palabras, filosóficamente, sobre, ya sabes, tu atracción por los objetos inanimados.

LAUREL:

Bueno, satisfacen una necesidad, y no sé cómo empezó, la verdad, o por qué tengo yo esta atracción ; pero siento que muchos objetos inanimados... a veces objetos comunes de la casa o miembros del reino vegetal o... bueno, no diría animal, o frutas (pero eso no ha sonado bien, así que 'reino animal' verdaderamente no suena bien. De hecho, en los niños y en los animales es donde pongo el límite). En cualquier caso, muchos objetos pueden dar una satisfacción muy gratificante, y creo que eso es lo que querías saber, ¿no?.

FRANK:

Sí. Vale. Quiero decir, eso es bastante obvio, que buscas 'satisfacción', o no te estarías metiendo dentro todas esas cosas.

LAUREL:

Eso es verdad.

FRANK:

Vale. Pero digamos, no se sabe dónde emitirán esta cinta de vídeo, o quién estará viéndola, y puede que todavía no hayan probado a rellenarse a sí mismos con ningún cacharro, y podrías querer ofrecerles el 'beneficio de tu experiencia'.

LAUREL:

Bueno, lo único que puedo decir es: merece la pena probarlo al menos una vez . Y quiero decir que seguro que hay algún 'objeto' por ahí en la casa por el que todos hemos sentido algún tipo de atracción en un momento u otro.

Quizá sea esa espátula que has estado mirando durante años, o quizá es un martillo (en realidad, uno de mis objetos favoritos era un martillo negro con mango de goma), y estos son objetos bastante comunes que la gente utiliza todos los días de la semana, y de vez en cuando, veo algún macho particularmente atractivo portando uno de éstos, y casi que me tengo que controlar.

FRANK:

Codazo, codazo. Guiño, guiño.

LAUREL:

Pero haría cualquier cosa, de verdad. Quiero decir, he pasado muchas tardes agradables en la tienda de ultramarinos que han dado como resultado noches muy agradables.

FRANK:

Ahora, considerando que has intentado convencernos de que tienes una 'maquinaria personal' que es capaz de entregar una carga de tal magnitud, y, teóricamente (tal como es la naturaleza), la gente quiere pasarlo bien ; si estás equipada con eso (¿cómo puedo decirlo discretamente ?), si puedes cagar una 'cosa' grande como ésa , quizá los problemas que implica meter otras 'cosas' dentro (sólo por motivos de diversión) se resuelvan por la geometría implícita, lo que podría haberte llevado, en uno u otro punto de tu vida, a adoptar 'ciertas prácticas' que los cristianos encontrarían 'únicas'.

LAUREL:

O cualquiera, ya puestos.

Curiosamente, en la letra impresa tal y como aparece en el libro y en la portada del disco no aparece el penúltimo verso sobre la banana, no sé por qué:

Ella dijo que estaba seca.
"¿Stevie, por qué no intentas
babearle un poco encima
y así engrasar la banana?"

En el corte "Church Chat" del álbum You Can't Do That On Stage Anymore Vol. 4 Zappa hace un listado de los objetos que utilizó Steve: una guitarra, un paraguas, un zuchinni, un zapato, un enema, una barra de vibrato...

El tema sirve de vehículo una vez más para que Steve y Dweezil se marquen sendos solos de guitarra (yo tengo un amigo que tiene una tienda de discos con una clientela mayoritariamente digamos 'heavy' y muchos fans de Steve Vai le preguntan qué discos de Zappa les recomendaría para escucharlo, y yo siempre le digo que Them Or Us es el más Vai de todos. Claro, que si luego lo ponen y el disco empieza con "The Closer You Are" puede que vuelvan indignados y no entiendan nada, pero claro, peor sería que se hicieran con Thing-Fish...).

8. Baby, Take Your Teeth Out

Cuenta Ike Willis que "Nena, quítate los dientes" describe una situación real que contaba John "el calvo" Smothers (el guardaespaldas negro gigante y calvo que acompañaba a Zappa durante toda esta época y protagonista también de "Dong Work For Yuda" de Joe's Garage):

Nena, quítate los dientes,
yo me tumbaré.
Nena, quítate los dientes,
yo me tumbaré.
Nena, quítate los dientes,
ya no hay nada más que hablar.

En una entrevista en el especial Zappa! de Guitar Player Magazine Zappa le cuenta a Matt Groening el origen de la canción:

MG: ¿Así que no haces un tipo de música para pagar el otro tipo de música?
FZ: No, probablemente haría "Baby, Take Your Teeth Out" si nadie me pagara. De hecho, nadie me pagó. Esa canción en particular se confeccionó en una prueba de sonido en el lugar donde íbamos a dar un concierto en Frankfurt. Tocamos en la Alte Opera en 1982, y esa canción vino de la prueba de sonido.

En la parte de estudio contamos con las voces invitadas del matrimonio Harris (Bob & Thana) haciendo coros. Más sobre ellos después.

9. Marque-Son's Chicken

Otra de esas complicadas composiciones para 'banda de rock' interpretada en directo por la genial banda de 1981-82. Probablemente ésta fuera, junto a la de Ruth Underwood y George Duke, la banda más precisa que jamás tuvo Zappa. Combina los talentos de Steve Vai, Ed Mann, Tommy Mars, Scott Thunes y Chad Wackerman y puedes interpretar casi cualquier cosa. Me gusta mucho esta versión además porque el bajo de Scott Thunes está bien alto en la mezcla.

El título de la canción viene de un día en la gira de 1982 en el que cuando la banda salió al escenario a hacer el bis se encontró con que el técnico de monitores, Marque Coy, había colocado una gallina de goma (como la protagonista de la película Uncle Meat) en uno de los pies de micro. Desde entonces la canción se llamó "Marque-Son's Chicken". (No confundir con el técnico de luces Coy Featherstone, nombrado en "Goblin Girl" de You Are What You Is).

La base de acompañamiento del solo de guitarra me encanta. Y el solo también. Yo no sé qué pensáis vosotros de los solos de guitarra de Zappa, pero ya digo que yo me podría pasar horas oyendo cosas así. Llega un momento en que incluso me abstraigo de la guitarra y sólo sigo la batería o el bajo, y luego lo vuelvo a oír fijándome en la guitarra nada más, etc. Hay tantas ideas ahí...

La verdad es que esta banda era ideal para este tipo de "canción", y Zappa lo sabía. Me explico: Con las diferentes bandas de 1973 a 1975 con George Duke y Ruth Underwood, Zappa pudo por fin interpretar y grabar alguna de su música más complicada. Temas como "RDNZL", "Inca Roads", "Kung Fu", "Echidna's Arf", "Be-Bop Tango", "Cucamonga", etc., se editaron oficialmente interpretados por bandas de esa época. Pero desde ahí hasta que llega la banda de 1981 no hay prácticamente ninguna edición oficial de instrumentales de los digamos "complicados". "Black Page" y poco más. Y eso que las bandas de esa época abordaron en directo algunos de esos temas, pero Zappa no pareció nunca demasiado contento con las interpretaciones (o pensó que no era el momento apropiado para editarlas), por lo que no llegó a editar casi nada.

Sin embargo, fue trabajar con la banda de 1981-82 y comenzar a editar ese tipo de temas en cantidades inusitadas. Quizá por la calidad de las grabaciones o por la interpretación, pero de esa época proceden las primeras grabaciones oficiales de "Alien Orifice", "Sinister Footwear II", "What's New In Baltimore?", "Drowning Witch", "Clowns On Velvet", "Moggio", "Envelopes", y esta misma "Marque-Son's Chicken". La verdad es que es una lista impresionante.

10. Planet Of My Dreams

Esta es parte del musical Hunchentoot, y como tal tiene una larga historia. El musical se escribió originalmente en 1972, cuando Zappa estaba con la pierna rota en su silla de ruedas. Desde entonces Zappa anduvo buscando una cantante que interpretara el papel de Drakma, la "Reina de la Avaricia Cósmica". Durante las sesiones de grabación de One Size Fits All grabó con George Duke algunas (que sepamos) de las canciones del musical: "Flam-bay", "Spider Of Destiny", "Time Is Money" y "Planet Of My Dreams". Posteriormente, en 1976, hizo que Patrick O'Hearn añadiera una pista de bajo en algunas de ellas (excepto "Time Is Money"). Como seguía sin encontrar la cantante apropiada editó las tres primeras en versión instrumental en el álbum Sleep Dirt (conocido originalmente como Hot Rats III) de 1979.

En 1980 entró en la banda el prodigioso Bob Harris (no confundir con Bob Harris, que estuvo en la banda en 1971), con su increíble falsete (el de "Love Of My Life" de Tinsel Town Rebellion), sus teclados y su trompeta. Harris, que después de dejar la banda siguió colaborando en grabaciones con Zappa y con Steve Vai, y su amigo Mark Pinske (ingeniero de sonido), le insistían a Zappa para que oyera cantar a la esposa de Bob, Suzannah "Thana" Harris. Un día finalmente la probó para los coros de "Baby, Take Your Teeth Out", y el resultado le gustó. Así que le propuso intentar grabar la parte de Drakma de Hunchentoot, y lo hizo.

El resultado se puede oír en la versión en CD de Sleep Dirt, y la otra canción del musical que se había quedado por ahí, "Planet Of My Dreams", terminó en este álbum, Them Or Us, con Bob Harris en el papel de Durk, el líder de una secta de fanáticos religiosos espaciales de la Tierra, intentando convencer a Drakma de que no ataque su planeta:

El planeta de mis sueños,
la TIERRA, mi TIERRA,
está abultado por las costuras,
la TIERRA, mi TIERRA,
está lleno de proyectos,
y mientras lucen los rayos de sol
la gloria de nuestra ciencia
y nuestras alianzas militares
revelan su VALOR BÁSICO
¡junto a los montones de aparatos rotos!

La idea de los montones de aparatos rotos como símbolo de la civilización occidental es recurrente en el universo zappiano. Cuando Joe sale de la cárcel en "He Used To Cut The Grass" de Joe's Garage, se encuentra un mundo perfectamente organizado y lleno de electrodomésticos rotos apilados por las calles. La verdad es que la idea no anda nada lejos de la realidad y parece bastante profética: los aparatos cada vez duran menos, y cada vez se reparan menos, sencillamente se tiran y se compra uno nuevo. Los viejos se van amontonando en algún lugar...

11. Be In My Video

Zappa contra la MTV. En los primeros días de la cadena musical de televisión por excelencia Zappa estaba muy excitado con el nuevo medio. Siempre le había interesado la imagen y el cine, y había sido pionero de la utilización del formato de vídeo con 200 Motels, así que la idea de una 'televisión musical' le parecía genial. Llegó a grabar un vídeo musical con "You Are What You Is" e incluso hizo un concierto exclusivo para la cadena en Halloween de 1981. Pero cuando la cosa demostró derivar sin remedio hacia lo comercial y hacia la autocensura (su vídeo fue vetado por mostrar imágenes de un doble de Reagan sentado en la silla eléctrica), se dio cuenta que la MTV más que un aliado era un enemigo de la música.

El principio de los 80 nos trajo la MTV, y la música cambió y pasó a ser un medio visual en lugar de auditivo. Y eso fue para peor, porque creo que el modo en que se debe consumir la música es a través de los oídos, y no debería ser demasiado importante si la persona que la interpreta tiene aspecto de modelo o no. Las compañías de discos pensaron que era lo más grande que les había pasado nunca porque era un modo de conseguir anuncios baratos. Así que la cola empezó a menear al perro. Las compañías de discos dejaron de contratar grupos que supieran tocar en favor de grupos que tuvieran buen aspecto en las fotos porque se imaginaron que siempre podrían conseguir un productor para que cantara las canciones e hiciera esas cosas por ellos, y eso ha sucedido infinidad de veces. Así que tienes un puñado de modelos para hacer el vídeo y te olvidas de la música. Esa parte funcionó. Un público joven que nunca había experimentado ningún tipo de música por así decirlo comenzó a ver la MTV del mismo modo en que veían los dibujos animados del sábado por la mañana. Y les gustó. No había competencia. Antes de la MTV si querías tener un disco de éxito, había probablemente unas 10.000 emisoras de radio en América donde podías conseguir que la cosa funcionara localmente y desde ahí extenderlo. Ahora hay una sola MTV con una lista de canciones corta, y debido a eso las compañías de discos han puesto sus propias pelotas en la trampa para osos y la han hecho saltar sobre sí mismos. Ahora no pueden mover un dedo sin llamar a la MTV y pedir permiso, la llaman de antemano para decir: "Estamos preparándonos para hacer un vídeo, vamos a poner tales y cuales imágenes en él, ¿qué pensáis?", y la MTV es una organización de censura total y tiene a todas las compañías de discos a su merced. Me empecé a cansar realmente de la MTV cuando se inventaron el 'rock & wrestling', en donde vemos vídeos de Hulk Hogan animando a los niños a tomarse sus vitaminas, animándoles a crecer sanos y fuertes como él, y ser americanos. Realmente estaba en el nivel de los dibujos animados del sábado por la mañana.
(Spin Magazine, julio de 1991)

La letra de la canción es sobre todo una parodia de las típicas imágenes de los vídeos musicales de la época. Sobre todo de los de David Bowie, que acababa de sacar el álbum Let's Dance y la canción del mismo título, donde se pueden ver muchas de las imagenes descritas en la canción. La broma continúa con la versión de "Dinah-Moe Humm" que aparece en You Can't Do That On Stage Anymore Vol. 6, donde Scott Thunes se pone así por las buenas a tocar el bajo de "Let's Dance" en mitad de la parrafada de Zappa.

Zappa de hecho no le tenía ningún aprecio a Bowie y su pandilla: en 1978 le robó a su nuevo guitarrista, Adrian Belew, haciéndole una oferta que no pudo rechazar.

Lo mismo pasó con Brad Cole, el pianista que toca en esta grabación. Estuvo ensayando para la gira de 1984, pero cuando Phil Collins lo llamó y le hizo una oferta, no tuvo más remedio que abandonar a Zappa, que tuvo que buscarse un nuevo teclista a toda prisa (al final metió en la banda al australiano Allan Zavod).

El tema lo grabó toda la banda (incluido Napoleon Murphy Brock, que volvió a la banda durante una temporadita) en el estudio, y Zappa con el Synclavier. Hay unas voces estupendas como siempre de Ray White, Bobby Martin hace unas cosas muy graciosas con el saxo, y Brad Cole toca el piano estupendamente. El resultado es de lo más fresco que ha grabado Zappa nunca. Si esta banda se hubiera mantenido la gira del 84 hubiera sido completamente diferente, pero en fin, lo que no pudo ser no pudo ser.

12. Them Or Us

El corte que le da título al álbum es un solo de guitarra sucio e intenso extraído de una interpretación de "Black Page" en Bolzano, en julio de 1982. La base rítmica es básicamente Chad Wackerman solito, con Scott Thunes metiendo algunas notas con el mini-MOOG y algún teclista (Tommy Mars o Bobby Martin) poniendo acordes de vez en cuando. Casi al minuto 5 de la grabación Zappa deja sonando un loop con la guitarra que le sirve de base para seguir tocando. Es una práctica que desarrolló luego en la gira de 1988 (y que se puede escuchar en temas como "Star Wars Won't Work" de Make A Jazz Noise Here).

Otros solos extraídos de "Black Page" en esta época son "Move It Or Park It", "Which One Is It?" y "Do Not Try This At Home" de Guitar.

13. Frogs With Dirty Little Lips (FZ/Ahmet Zappa)

Una canción escrita a medias con Ahmet cuando éste tenía unos seis o siete años. Curiosa. La letra habla de ranas con labios sucios y lleva unos coros militares y un fragmento del principio de "Sinister Footwear II". Bien mirado, el único que se quedó sin firmar nada en ningún disco del padre fue Dweezil, porque Moon firmó "Valley Girl", Ahmet este "Frogs With Dirty Little Lips", y Diva "Chana In De Bushwop". Claro que Dweezil es el que más participó como músico invitado en la discografía de su padre. Y de hecho es probable que si Trance-Fusion se edita realmente algún día, haya al menos un solo firmado por Frank & Dweezil Zappa.

14. Whipping Post (Gregg Allman)

Para ponerle la guinda al disco esta estupenda versión del "Whipping Post" de los Allman Brothers. La historia de esta versión se ha contado varias veces. Una más:

Todo empezó hace unos diez o doce años cuando un tipo del público la pidió en un concierto en Helsinki, Finlandia. Sencillamente gritó "Whipping Post" en un inglés roto. Lo tengo grabado en cinta. Y yo dije: "¿Perdón?" Casi no lo había entendido. No nos la sabíamos, y me dio mucha rabia que no pudiéramos tocarla sin más y sacarle al tipo los calcetines del susto. Así que cuando Bobby Martin se unió a la banda, y descubrí que sabía cómo cantar esa canción, dije: "Definitivamente vamos a estar preparados para la próxima vez que alguien pida 'Whipping Post'; de hecho vamos a tocarla incluso antes de que nadie la pida". Probablemente tenga unas 30 versiones diferentes de ella en cinta grabadas en conciertos por todo el mundo, y una de ellas va a ser el "Whipping Post"; el "Whipping Post" culminante del siglo.
(FZ entrevistado en Guitar Player Magazine, febrero de 1983)

Y ésta es la versión. Y a mí que Bobby Martin me gusta mucho en general, me parece que cuando se pone en este plan va un poco forzado de más. Claro, su papel es hacer de rockero blanco, porque si no al que le quedaría muy bien esto sería a Ray White. Pero en fin, en cualquier caso nos regalamos con el genial solo de guitarra sobre base reggae de Zappa y ya está.

(La escena del tipo de Helsinki está por supuesto en el álbum You Can't Do That On Stage Anymore Vol. 2, y Zappa todavía editó otra versión de "Whipping Post" grabada en 1984 en el álbum Does Humor Belong In Music?).

17 de febrero de 2002

El libro

Sí, sé que con lo del disco del mes hablamos de eso, de discos, y no de libros, pero me parecía una ocasión estupenda para hablar de este objeto inusitado.

En 1984 (o 1985) Barfko-Swill comenzó a vender en su catálogo este libro, escrito (o digamos compilado) por Frank Zappa en 1984. El título original iba a ser "Navidades en New Jersey" pero al final se quedó con "Ellos o nosotros (el libro)".

¿Qué relación tiene con el disco? Pues aparte del título, en la contraportada se anuncia que "Los álbumes aquí mostrados contienen alguno del material musical referido en este libro". Los álbumes mostrados son Francesco Zappa, Them Or Us, The Old Masters Box One y Thing-Fish.

Desde luego, Francesco es sin lugar a dudas uno de los protagonistas del libro (ya hablamos de esto comentando el disco dedicado a Francesco), y los últimos capítulos están íntegramente dedicados a la historia completa del Pez-Cosa. Sin embargo la caja de los Old Masters (que contiene los primeros discos de los Mothers) no tiene nada que ver con el libro, a no ser que a mí se me haya escapado algo. Probablemente fuera sencillamente una ocasión perfecta para anunciarla y ya está. Y del álbum Them Or Us sólo aparecen en realidad la letra de "Baby, Take Your Teeth Out" como ilustración de una escena caliente en la cocina, y la de "Planet Of My Dreams" como parte integrante del musical Hunchentoot, que aparece completo (suponemos) en el libro.

Pero, ¿por qué se llaman tanto el álbum como el libro "Ellos o nosotros"? Zappa nos lo explica en el prefacio:

Este libro contiene material que ni asustaría ni sorprendería a una sociedad verdaderamente libre.

En algunas áreas socialmente retardadas, fanáticos religiosos y organizaciones políticas ultra-conservadoras violan vuestros Derechos de la Primera Enmienda intentando censurar material que contenga ideas que amenacen el control que tienen sobre vuestras vidas. Sentimos que esto es anti-constitucional y anti-americano.

Como una alternativa a estos programas apoyados por el gobierno (diseñados para manteneros dóciles e ignorantes), Barking Pumpkin Press presenta este libro (y un surtido de estimulantes artefactos de sonido digital) para aquellos de vosotros que han sobrepasado lo ordinario.

SE GARANTIZA QUE el lenguaje y los conceptos aquí contenidos NO CAUSARÁN TORMENTO ETERNO EN EL LUGAR DONDE EL TIPO CON LOS CUERNOS Y EL PALO CON PUNTAS LLEVA SUS ASUNTOS.

Esta garantía es tan real como las amenazas de los vídeo fundamentalistas que suelen atacar a la música rock en su intento de transformar América en una nación de estúpidos que mandan cheques por correo (en el nombre de Jesucristo).

Si hay un infierno, sus llamas les esperan a ELLOS, no a NOSOTROS.

El libro (del que creo que ya hablado en más de una ocasión, pero es que me encanta) consiste en una especie de guion cinematográfico que incluye varias de las narraciones en las que Zappa había estado trabajando desde al menos 1964.

Una detrás de otra se van hilando las historias de Francesco Zappa, de la familia Wilson y Tío Willie (que tiene un muñeco con cabeza de patata), la historia del sofá y el origen del universo, Billy The Mountain, Greggery Peccary, Joe's Garage, Captain Beefheart vs. The Grunt People (pero sin Captain Beefheart), una historia con Valley Girls y Cocaine Decisions y con gente de Hollywood que se convierte en payaso al esnifar cocaína (incluida la perrita Evelyn, que sufre una transformación monstruosa), el musical Hunchentoot, y la historia completa de Thing-Fish.

Alguien debería hacer una película basada en este libro. O aunque sea un tebeo. Aunque sea yo mismo. Algún día.

 

© Román García Albertos
donlope@ono.com
2014-03-08