Road Tapes, Venue #2

Road Tapes, Venue #2

por Román García Albertos

Primeras impresiones

4 de diciembre de 2013

ENTRE QUE LO ANUNCIAN Y QUE LLEGA

En agosto un sencillo mensaje en la sección de noticias de Zappa.com decía algo así como "hoy es el 40 aniversario de nuestro próximo lanzamiento: Road Tapes #2". Ese "hoy" era el 23 de agosto de 2013 y el 23 de agosto de 1973 Zappa y sus Mothers tocaron en Helsinki.

Ninguna noticia más hasta que el 31 de octubre (Halloween, cómo no, aunque más bien el mensaje llega ya el 1 de noviembre) anuncian que ya se puede pedir Road Tapes #2 y que ya lo están enviando. Vamos allá.

De momento, otros 23,29 euros a la porra. Y a esperar. Por lo menos de momento se puede ver la portada... que es exactamente igual que la de Road Tapes #1.

Efectivamente lo han empezado a enviar ya, porque van llegando noticias del contenido. Pero esperaremos a tenerlo en las manos para destriparlo convenientemente...

Mientras tanto, el 20 de noviembre Hall Of Fame Records anuncia que ya lo tienen para distribuir. Los que lo pedimos directamente seguimos esperando.

Para enredar un poco, el 22 de noviembre sale la noticia de que en G&S Music, en el Reino Unido, está disponible otro nuevo disco oficial, A Token Of His Extreme Soundtrack. Tres días después, el disco aparece anunciado oficialmente en zappa.com, pero ésta es otra historia.

Finalmente, el 28 de noviembre me encuentro la nota de aviso en el buzón (eso significa que realmente llegó el 27 de noviembre, pero no había nadie, aunque yo sí que estaba, pero me fue imposible levantarme para contestar el timbre por razones que no voy a detallar). Lo recojo y abro el paquete.

EL ÁLBUM EN SÍ

El contenido ya se ha desvelado y analizado en diversos foros como zappateers.com, zappa.com, alt.fan.frank-zappa, etc., son los gajes de vivir alejado física pero no informativamente.

De momento la portada, efectivamente, es igual que la del anterior Road Tapes #1. Espero que esto no les condene a utilizar siempre la misma en toda la serie, dure lo que dure.

Le quito el plástico. Bien. Una de las patillas que siempre se rompen en las cajas de plástico ya viene rota. Lo suyo es devolverlo y que me manden otro. Ja. El libreto es sencillo, como el anterior, con una foto de promoción del grupo, un texto general de la serie, un breve texto sobre el contenido, créditos, en los CDs en sí fotos de las cintas originales (supongo), y detrás de los discos una foto de las cajas originales de las cintas. Pero lo importante es lo que suena.

A priori, lo más interesante del disco es poder por fin escuchar oficialmente cómo sonaba este grupo en particular. Instrumentalmente, fue uno de los mejores que tuvo nunca Zappa, y en los conciertos solían destacar las habilidades de todos y cada uno de los componentes. Pero, a la hora de publicar material oficialmente, lo único que editó Zappa en su momento fue el álbum Over-Nite Sensation (1973), un disco nada representativo del repertorio habitual del grupo.

Desde entonces, lo único que había aparecido de este grupo en directo (aparte del pirata redimido Piquantique), fue un pequeño fragmento de la suite de "Nanook" el esquimal en You Can't Do That On Stage Anymore Vol. 6 (1992) y, recientemente, el resto de la suite en One Shot Deal (2008).

Así que ahora, por fin, vamos a poder escuchar lo que venía a ser un concierto completo de este grupo.

Comenzamos con Zappa presentando a los músicos y aprovechando la ocasión para asegurarse de que suenan todos los instrumentos: Ruth Underwood, Ralph Humphrey, Jean-Luc Ponty, Tom Fowler, Ian Underwood y George Duke, ni más ni menos.

En rápida sucesión escuchamos "The Eric Dolphy Memorial Barbecue", "Kung Fu", "Penguin In Bondage", "Exercise #4", "Dog Breath", "Dog Breath Variations", "Uncle Meat" y "RDNZL". Impecable. Según las notas esta todo sacado de tres conciertos en Helsinki grabados por Kerry McNab en dos y cuatro pistas y Joe Travers ha tenido que trabajar duro para conseguir digitalizar las cintas originales a la velocidad y calidad apropiada para conseguir que todo sonara como un sólo concierto, y de momento parece que lo ha conseguido sin problemas, porque suena muy, muy bien.

Sigue "Montana", con un largo solo de guitarra, y después el monstruo "Dupree's Paradise", cuya introducción han separado y titulado "Your Teeth And Your Shoulders And Sometimes Your Foot Goes Like This . . . /Pojama Prelude". Esto último alude a que, en mitad de la improvisación de George Duke, Zappa recita el embrión de la letra de "Po-Jama People", que no se estrenaría en su forma final hasta más de un año después.

Para acabar el primer disco, una larga improvisación que han bautizado como "All Skate/Dun-Dun-Dun (The Finnish Hit Single)".

El segundo disco se abre con "Village Of The Sun", cantada por George Duke (obligado por Zappa) y con una introducción instrumental inédita, una de las sorpresas del disco. Le siguen "Echidna's Arf (Of You)" y "Don't You Ever Wash That Thing?", como en Roxy & Elsewhere (1974). El grupo es prácticamente el mismo, pero es muy interesante comprobar cómo fueron evolucionando las canciones entre agosto y diciembre de aquel año, y cómo siguieron evolucionando hasta los conciertos de Finlandia del año siguiente, disponibles en You Can't Do That On Stage Anymore Vol. 2 (1988).

Siguen dos monstruosidades para acabar el concierto, "Big Swifty", repleta de solos, y "Farther O'Blivion" (cuyo título, hasta que no lo vea escrito con apóstrofo por el propio Zappa, seguiré pensando que es realmente "Farther Oblivion", dejando el apóstrofo y el chiste para el nombre del personaje católico irlandés de la historia de Nanook: "Father O'Blivion"), que hay que recordar que incluye la sección "Steno Pool" de "The Adventures Of Greggery Peccary", "The Be-Bop Tango" y una versión instrumental de "Cucamonga". Y "The Hook".

Y de regalo, el bis del primer concierto, "Brown Shoes Don't Make It", en una de sus escasas interpretaciones en directo a lo largo de la carrera de Zappa. Suena un poco distorsionada, pero merece la pena, porque, que se sepa, sólo la tocó con los Mothers originales, y no muchas veces, en esta gira europea de 1973, y en la gira europea de 1979, en la versión que se escucha en Tinsel Town Rebellion (1981). Y no es de extrañar tamaña racanería, porque es bastante complicada. La versión original de Absolutely Free (1967) se creó en el estudio a base de cortar y pegar.

Y se acabó. Una de los álbumes más interesantes (grandes composiciones, grandes interpretaciones, mucho sentido del humor aunque sea casi sin palabras, sonido más que aceptable para los medios utilizados) de entre los que ha sacado el ZFT tras la muerte de Zappa, a pesar de la sobresaturación que tenemos este año con el grupo de 1973-1974.

 

© Román García Albertos
donlope@ono.com
2016-01-08