Make A Jazz Noise Here

MAJNH

por Román García Albertos

31 de marzo de 2000

¿Has oído alguna vez a Erroll Garner, el pianista de jazz, que murmura cosas mientras toca? "¡Ayee! ¡Ayee!" Es todo el concepto de músicos de jazz que hacen ruidos de jazz mientras tocan.

(FZ explicándole el título a Den Simms en una entrevista)

El álbum comienza con un genuino principio de concierto, donde Zappa sobre las notas de "Stink Foot" nos anuncia las buenas noticias del día: Jimmy Swaggart está bajo investigación, lo que nos lleva a una versión del clásico del álbum Apostrophe ('), con un solo de guitarra de sonido cristalino. De momento parece que el álbum es una continuación de The Best Band You Never Heard In Your Life: Jimmy Swaggart y clásicos puestos al día, pero...

Después de presentar a los músicos (obligando a Ed Mann a repetir una frase de vibráfono que había tocado mal en una de las actuaciones anteriores) comienza el tema inédito "When Yuppies Go To Hell" (en realidad un tema improvisado llamado originalmente "Dessicated" mezclado con varias improvisaciones procedentes de "A Pound For A Brown (On The Bus)"), donde a base de ediciones y más ediciones nos da la tónica de lo que será el disco en realidad: improvisación. Lo cual en el caso de Zappa quiere decir más bien "composición al instante". Siguiendo las instrucciones del maestro la banda se introduce en varios laberintos, mezclados con 'samplers' disparados por el Synclavier (con 'loops' de guitarra pregrabados, frases extraídas de las audiencias sobre el "Rock Porno" y el PMRC, 'snorks', sonidos de cisterna y ocasionalmente toda una sección de cuerdas), y con varios solos (todos y cada uno de los miembros de la banda tiene su oportunidad en un momento u otro a lo largo del disco, incluso Willis se hace un pequeño solo de guitarra en "Stink Foot"). "Jazz Noise" en definitiva. Un caos sonoro que llega a superar por momentos al que fueron capaces de crear los Mothers of Invention originales. Bobby Martin improvisa cantando sobre la frase "Fire and Chains" (procedente de las sesiones del PMRC) lo que da lugar a un 'loop' de guitarra rítmica sobre el que Zappa interpreta un solo que se ha bautizado para la ocasión precisamente como "Fire and Chains".

Tras el solo, una sorpresa, una revisión ska del 'medley' clásico de los Mothers of Invention: "Let's Make The Water Turn Black / Harry, You're A Beast / The Orange County Lumber Track" (versiones de 1968 y 1969 se pueden escuchar en Ahead Of Their Time y You Can't Do That On Stage Anymore Vol. 1 respectivamente), que con toda naturalidad enlaza con una versión (esta vez cantada por Ike Willis) del clásico "Oh No", con un solo de guitarra también sobre aires de ska (no me pongo a hablar de los solos porque entonces no acabo nunca, pero sí que me gustaría resaltar el trabajo de Scott Thunes y Chad Wackerman: parece que acompañando los solos de Zappa es cuando son realmente felices tocando).

Sin parar, la banda arranca con el tema surf principal del álbum Lumpy Gravy. Zappa normalmente introducía el tema citando la frase "may you never hear surf music again" ("que nunca vuelvas a escuchar música surf otra vez") que dice Hendrix al final de "3rd Stone From The Sun", pero aquí se ha modificado ligeramente (ocurría de vez en cuando) y se ha convertido en "que nunca vuelvas a escuchar 'vloerbedekking' otra vez". Es una palabra holandesa que significa algo así como "suelo" y la cosa viene de tan lejos como 1971, cuando los Mothers interpretaban "Sofa" en alemán, excepto una vez que la cantaron en holandés en Amsterdam. Continuidad conceptual en estado puro, vamos.

Acelero. Luego el disco va entrando en el fondo de la cuestión con "Eat That Question" del álbum The Grand Wazoo, con Keneally clonando la introducción de piano eléctrico de George Duke, y sin solos, pasando directamente a "Black Napkins", interpretada con un magnífico arreglo de vientos, con unos solos de saxo y trompeta muy inspirados, pero ¡sin solo de guitarra! (Zappa no lo incluyó porque no estaba satisfecho con el resultado).

Y después, la locura. La gran "Big Swifty" (directamente desde Waka/Jawaka) empieza muy bien, con toda la banda interpretando el tema principal, pero cuando llega la hora de los solos... Zappa da la orden: "make a jazz noise here!", lo que da lugar a un solo de trombón de Bruce Fowler mientras Zappa dice "¡Ayee!" y Thunes hace escalas y... la banda se arranca con un fragmento del "Lohengrin" de Wagner que enlaza con un fragmento de "Carmen" de Bizet que enlaza con la "Overtura de 1812" de Tchaikovsky, la música se deshace de nuevo y siguen los "ruidos de jazz" con un solo de piano muy jazzístico a cargo de Bobby Martin que cita de nuevo a "Carmen" mientras Keneally con el sintetizador cita "Lohengrin" y luego algo de scat y más solos (uno de saxo tenor con un ritmo acelarado al más puro estilo be-bop, otro de Synclavier y percusión electrónica diseñado para vender muchos discos), y ¡vuelve el tema!

Y después... "King Kong", con ritmo reggae y con un gran arreglo de vientos, y los solos: primero uno de Kurt McGettrick, luego Bruce Fowler que en un momento dado se deja el trombón y se pone a contar una historia sobre un Plaquidermo en el Alto Devónico que tiene problemas con unos Tiburones Fanáticos Religiosos... y además se indigna. Más voces y ruidos extraídos del Synclavier, y la cosa se va volviendo más absurda por momentos (nos podemos imaginar a Zappa dirigiendo a la banda muerto de risa), luego un solo de bajo sobre un 'loop' de guitarra, un solo de trompeta, y después "Star Works Don't Work", en realidad un solo de guitarra tras el que Zappa nos dice-canta que la llamada "star wars" (el sistema defensivo de satélites de Reagan) no funcionará, que es un montón muy caro de nada, fundido y fin del disco.

El disco 2 empieza con una reposada versión (new age) de "Black Page", donde los instrumentos de viento van alternándose las frases de la melodía. Una prueba más de la versatilidad de esta pieza: desde ser un solo de batería para lucimiento de Terry Bozzio hasta ser una demostración de lo bien que puede sonar una big band bien ensayada (pasando por versiones disco y ska, todo hay que decirlo). Luego un solo sucio de Zappa y "T'Mershi Duween".

Y la cosa va mejorando. "Dupree's Paradise" nunca había sonado mejor (ahí tenemos a Thunes otra vez), y más solos (trompeta, trombón, saxo) y más locura al azar (Zappa va dirigiendo a la banda mediante sus señales secretas), con 'loops' de guitarra pregrabados (de nuevo el tema "Star Wars Won't Work") y todo lo demás.

Luego otro tema monstruo (volviendo momentáneamente a la faceta rockera): "City of Tiny Lites", esta vez cantada por Bobby Martin (que hereda la parte de Ray White y Adrian Belew) con unos arreglos de viento que recuerdan a las películas policíacas, y como siempre el solo de guitarra sobre "la progresión secreta de acordes de Carlos Santana".

Después la "Marcha Real" de la "Historia de un soldado" de Stravinsky y el tema del "Concierto para piano nº 3" de Bela Bartok, cuyo lugar original era en el centro de "Packard Goose" en lugar del solo de guitarra, pero que aquí han sido aislados del contexto (es una pena que no haya ninguna edición oficial del "Packard Goose" del 88).

(Por cierto que en la edición original europea de Zappa Records de este álbum estos dos fragmentos no aparecen. Al parecer aquí también hubo problemas de derechos de autor, como con el Bolero. Para la edición de Rykodisc sí se incluyeron en todas partes.)

El disco sigue mejorando: "Sinister Footwear 2nd mvt.", que ya había aparecido en Them Or Us, aquí en una versión más gloriosa. Más solos de la sección de viento (como decía Zappa, no puedes tener ahí detrás a esos tipos que soplan cosas aburridos todo el rato), y a destacar el trabajo de Ed Mann y el de Keneally como "stunt guitar", clonando a Steve Vai.

Eh, y hablando de Steve, "Steve's Spanking", grabada la única vez que se interpretó en toda la gira. Desde luego aquí en este disco el tema no pega nada. Nos podemos imaginar a Zappa diciéndose cuando preparaba el álbum, "bueno, ya está bien de tanto jazz, vamos a meter aquí algo de heavy metal escatológico para desintoxicar".

La cosa vuelve a su cauce con "Alien Orifice" (del álbum Frank Zappa Meets The Mothers Of Prevention), otro de esos grandes instrumentales de la banda del 82 arreglado para vientos y con un breve solo de guitarra de Zappa. Un tema difícil resuelto con dignidad. Keneally será como quieras, pero toca de muerte.

Después una versión cantada (¡echábamos de menos a Ikey!) de "Cruisin' For Burgers", recuperada directamente desde los tiempos de Zappa In New York, y con otro gran solo de guitarra.

Bruce Fowler (que participó en la versión original de Bongo Fury) nos anuncia "Advance Romance", cantada por Bobby Martin y con Ike Willis dándole respuesta e imitando a los presentadores de los partidos de béisbol, y otro ácido solo de Zappa.

Y final glorioso con "Strictly Genteel", el tema de cierre de 200 Motels, en una versión arreglada por Kurt McGettrick. Con sección de "palabras misteriosas" incluida, es un tema siempre ideal para acabar (excepto en Orchestral Favorites donde es el tema que abre el disco, cierra todos los álbumes en que aparece: además de éste y 200 Motels, You Can't Do That On Stage Anymore Vol. 6, London Symphony Orchestra, e incluso la recopilación del mísmo título, Strictly Genteel, aparte de ser típico tema de cierre de concierto en las giras en que se interpretó). Sobre las últimas notas Zappa presenta la banda (la mejor banda que nunca has oído en tu vida), final de dibujos animados, aplausos, fundido.

© Román García Albertos
donlope@ono.com
2004-06-21