Joe's Corsage

JC

por Román García Albertos

lunes, 9 de agosto de 2004

Bueno, pues ha costado trabajo, pero ya está aquí. Joe's Corsage, el nuevo álbum de Frank Zappa. Siguiendo mi costumbre, voy a contaros mis primeras impresiones del disco. Todavía no he abierto el paquete (¿habrá sorpresa?) de la Royal Mail. Sí, Royal Mail, porque lo he pedido a través de la compañía británica G&S, después de infructuosos intentos de pedirlo directamente a la familia Zappa a través de Barfko-Swill: no aceptaban mi VISA extranjera. Parece ser que la paranoia anti-terrorista va dejando sus secuelas en los aspectos más pequeños de nuestras vidas. Mediante Barfko-Swill el pedido salía por 24,95 dólares, lo que hace un total de 20,34 euros. Con G&S me ha salido por 13,50 libras, que son 20,25 euros, ¡9 céntimos más barato! (Bueno, siempre dependiendo de cómo esté el cambio, claro).

En fin, que aquí está. Lo abro... y bien, qué alivio. Es lo que tiene que ser, envuelto en plástico con burbujitas. Es una caja de CD normal y corriente, vamos a ver el libreto... Es sencillo, pero está bien presentado. Buenas fotos, curiosas, con Henry Vestine en el Whisky à Go-Go. Un texto de GZ, con su peculiar estilo, citando a FZ. La presentación es lo suficientemente buena como para justificar tener el disco original y no una copia, y lo suficientemente sencilla como para no incrementar en exceso los costes del disco. Buen equilibrio. Si todo el mundo actuara así... En fin, vamos a la música (o lo que suene) que es lo que interesa.

Comienza con una explicación sobre el nombre del grupo, y luego "Motherly Love", la presentación oficial de los miembros, que nos hace pensar en cómo hubiera sonado Freak Out! si Henry Vestine no hubiera decidido dejar a los Mothers. Sigue "Plastic People", más parecida a la versión en directo de Mystery Disc que a la de Absolutely Free, y con un toque pachuco. Muy divertida. "Anyway The Wind Blows", a mitad de camino entre la versión de The Lost Episodes y la de Freak Out!. Una canción estupenda, en cualquier versión. Después la toma 5 de "I Ain't Got No Heart", que no se parece en nada a la de Freak Out!, y en la que el protagonismo es para Mr. Vestine (ya había oído esta versión en el programa de radio on-line de Mike Keneally, http://www.noneradio.com/, así que aquí no hay sorpresa). Con esto acaba la sección 'Vestine' del disco, mezclada por el propio Zappa en 1989.

Zappa nos cuenta cómo entró en el grupo y así comienza la parte en la que podemos escuchar a los cuatro Mothers originales en directo, probablemente en el Broadside de Pomona, tocando las canciones que les gustan: "My Babe" de los Righteous Brothers, cantada a dúo por FZ y Ray Collins, una joya; un breve apunte (no tan desarrollado como la versión de The Lost Episodes y Mystery Disc) de las tradicionales "Wedding Dress Song/Handsome Cabin Boy", favoritas de FZ; y el "Hitch Hike" de Marvin Gaye, cantado con convicción por Ray Collins (esta canción también la versioneaban los Rolling Stones en su segundo disco, y la introducción la utilizaron los de Velvet Underground para introducir su propia "There She Goes Again").

En la última sección del disco tenemos de nuevo a los Mothers en el estudio, con FZ aparentemente tocando todas las guitarras. Y aquí llega el momento más interesante del disco (que no es sorpresa, porque también lo había oído en None Radio), una versión primitiva de "Take Your Clothes Off When You Dance" con otra letra completamente diferente: "I'm So Happy I Could Cry", una auténtica canción de amor cantada por el propio FZ, que en el fondo es un romántico. Sigue "Go Cry On Somebody Else's Shoulder" (sin acreditar a Ray Collins como co-autor, ay, ay...), en una versión bastante cercana a Freak Out!. Y para acabar, "How Could I Be Such A Fool?", muy cerca de la versión de los ensayos de Mystery Disc.

Luego FZ nos cuenta sus orígenes musicales y cómo fueron los primeros momentos del grupo, peleando por intentar hacer algo diferente. Y fin.

En resumen, un sonido excelente teniendo en cuenta el origen de las grabaciones, una presentación muy cuidada, y en cuanto al contenido, Joe Travers ha conseguido que no parezca un recopilatorio ni un disco de rarezas ni nada de eso, sino que por duración, estructura y desarrollo, tenga todas las características de un auténtico disco original. Además, los fragmentos de entrevista le dan un carácter narrativo digno del propio FZ. Un trabajo estupendo, ¡que siga por ahí!

 

© Román García Albertos
donlope@ono.com
2013-06-30