Hammersmith Odeon

Hammersmith Odeon

por Román García Albertos

Primeras impresiones

15 de diciembre de 2010

Ya llegó. La cartera, muy amable, me dice que no cabe en el buzón y que baje a recoger el paquete. Voy.

Lo saco y compruebo que por la funda de cartón del disco de momento es difícil saber cuál es la portada. ¿La caricatura del Zappa de We're Only In It For The Money (1968), con sus coletas y todo, o el tren de frente? Por la impresión del lomo, tampoco se sabe muy bien si está al derecho o cabeza abajo. Vamos a quitarle el plastiquito a ver cómo es lo que hay dentro.

La portada del digi-pack con los tres CDs que viene en el interior sí que es la caricatura de Zappa (a mí me gusta). Como suele ser habitual en la serie de conciertos del sello Vaulternative, en la contraportada viene un mapa situando la ciudad del concierto en el mapa del país. En este caso, Londres y Gran Bretaña respectivamente.

En otro digi-pack, sin CD, viene el libreto, los adminículos festivos y un listado del contenido general con sus respectivas instrucciones de uso, para irnos aclarando: 1. globo; 2. 3 discos; 3. sombrero de fiesta; 4. magdalena; 5. material impreso. Me gusta.

En el libreto, siguiendo la costumbre, la lista parcial de fauna y flora en vías de extinción en el lugar del concierto, con la novedad de que también se menciona la fauna y flora amenazada y aterrorizada (de ahí, supongo, las siluetas del caniche y de la hoja de marihuana). Además, los créditos y sendos textos de Gail y de Peter Wolf que voy a proceder a leer mientras escucho lo que es el disco en sí.

Se abre con "Convocation/The Purple Lagoon" y lo primero que hay que decir es que suena fantásticamente bien. Era de esperar, con Frank Filipetti en la mesa de mezclas trabajando con una grabación en 24 pistas. Ya nos había dado un par de alegrías con las mezclas de Buffalo (2007) y Philly '76 (2009). Zappa presenta al grupo y vaya grupo: Adrian Belew, Tommy Mars, Peter Wolf, Ed Mann, Patrick O'Hearn y Terry Bozzio. Es el grupo de Sheik Yerbouti (1979) y de Baby Snakes (1983), pero este disco definitivamente no suena como Baby Snakes.

Se suceden "Dancin' Fool", una versión de "Peaches En Regalia" bastante ortodoxa, "The Torture Never Stops" con su solo de guitarra preceptivo ─otra versión similar grabada en estas fechas aparece en You Can't Do That On Stage Anymore Vol. 1 (1988)─, "Tryin' To Grow A Chin", "City Of Tiny Lites", "Baby Snakes" y, para acabar el primer disco, una versión extendida de "Pound For A Brown", repleta de solos de percusión, teclados, improvisaciones dirigidas al estilo de los viejos Mothers y al estilo de las que se gastaban Tommy Mars y Ed Mann mientras estuvieron en el grupo, y fin del disco, sin volver al tema principal.

Hasta ahora no ha habido pausa entre las canciones, y lo único que le hemos oído decir a Zappa es la presentación del principio. Por lo demás, pocas sorpresas en las versiones, que, como era de esperar, son prácticamente iguales a las de Sheik Yerbouti (1979). Sigamos.

El segundo disco se abre con "I Have Been In You" y la historia de Peter Frampton y su "I'm In You", una versión extendida de la charla que aparece como "Is That Guy Kidding Or What?" en You Can't Do That On Stage Anymore Vol. 6 (1992). El agradecimiento a Frampton en los créditos del álbum podría indicar la aquiescencia del guitarrista. Una vez corregida la velocidad, la versión de la canción es muy parecida a la de Sheik Yerbouti (1979), tanto que aquí también la siguen "Flakes", con un interesante solo de guitarra de Adrian Belew (que en la versión del disco fue sustituido por una nueva parte cantada), y "Broken Hearts Are For Assholes". Después, "Punky's Whips", con su solo de guitarra, "Titties 'N Beer", con su típico diálogo, "Audience Participation", es decir, una invitación al público a subir al escenario (incluido al parecer el futuro zappólogo Ben Watson, que se presenta a sí mismo como "Eric Dolphy") a bailar "The Black Page #2", "Jones Crusher" y, para acabar el disco, "The Little House I Used To Live In", quizá lo más interesante de todo el álbum hasta ahora, ya que se trata de una versión para 'grupo de rock' del solo de piano que abría la cara B de Burnt Weeny Sandwich (1970). Tommy Mars hace de las suyas antes de volver al tema para acabar, así que esta vez nos quedamos sin tango, aunque todavía nos da tiempo de escuchar el principio de "Dong Work For Yuda" antes de que baje el volumen.

Al poner el tercer disco suena completa "Dong Work For Yuda", en una versión ligeramente diferente a la de Joe's Garage Acts II & III (1979). Siguen "Bobby Brown", con introducción incluida, relacionando la canción aparentemente con tres periodistas musicales (si he entendido bien), "Envelopes", aquí en la versión cantada por Tommy Mars ─sí, creo que Zappa hizo bien convirtiéndola finalmente en una pieza instrumental─, "Terry Firma", es decir, un solo de batería de Terry Bozzio, "Disco Boy", despedida, "King Kong", con solos de guitarra y teclados, aplausos, la 'precuela' de "Watermelon In Easter Hay", similar a la que ya apareció en Frank Zappa Plays The Music Of Frank Zappa (1996), grabada por estas fechas, el fin de fiesta habitual, con las inevitables "Dinah-Moe Humm", "Camarillo Brillo" y "Muffin Man" ─ya las habíamos visto aparecer con el mismo papel en You Can't Do That On Stage Anymore Vol. 6 (1992), FZ:OZ (2002), Halloween (2003) y Philly '76 (2009)─, y la despedida definitiva con Zappa resignándose a tocar las canciones viejas, que es lo que quiere la gente: "Black Napkins" y "San Ber'dino".

En definitiva, muy buen sonido, muy buena presentación y, para el que le guste el grupo de 1977-1978, el de Sheik Yerbouti y Baby Snakes, un montón de buena música, pero con muy pocas sorpresas en el repertorio o en las versiones. Aunque esté tomado de cuatro conciertos diferentes, la secuencia se presenta como si fuera un solo concierto, y eso está muy conseguido. Para el que le gusten los conciertos completos, está bien.

 

© Román García Albertos
donlope@ono.com
2010-12-19