Frank Zappa—200 Motels—The Suites

Frank Zappa—200 Motels—The Suites

por Román García Albertos

Primeras impresiones

27 de enero de 2016

Dado que lo distribuye Universal, esperaba encontrarlo en las tiendas normales, pero por más que lo tuvieran en la base de datos, no llegaba a ninguna tienda. Bueno, pues a pedirlo por correo a Amazon UK, que es donde lo tienen más barato.

La portada, bastante sencilla, con una foto casi invisible de las llaves de los moteles que coleccionaba Zappa, créditos, y un libreto con textos de varios de los participantes y asistentes (Frank Filipetti, el productor de la grabación, profundiza sobre las diferentes facetas de la obra de Zappa y sobre el proceso de grabación y mezcla; Gail Zappa, en uno de sus últimos textos, da gracias a todos los participantes; Scott Thunes nos cuenta algunas jugosas anécdotas de su relación con Zappa y de su participación en este proyecto; Steve Vai cuenta su punto de vista como espectador del evento; James Darrah, director de escena, nos habla de su adicción a Frank Zappa; Joe Travers cuenta cómo se hizo realidad otro de sus sueños con esta grabación; Michael Des Barres, viejo conocido que hace el papel de Rance Muhammitz, y Diva Zappa, en el papel de Janet, hablan de la experiencia; Peter Asher, de Peter & Gordon, recuerda algunos momentos de su relación con Zappa y la de éste con las orquestas; Esa-Pekka Salonen, el director, no nos cuenta nada, pero podemos leer su biografía oficial, tomada de su sitio oficial; y finalmente Kurt Morgan, el "scoremeister", nos habla entusiasmado de Zappa y sus partituras).

El concierto, dado en el Walt Disney Concert Hall de Los Ángeles, el 23 de octubre de 2013, se presentaba como estreno mundial, aunque una versión anterior de estas mismas "suites" se estrenó en Holanda en junio de 2000. Las partituras de 2000 las revisó Ali N. Askin, y las de 2013, Kurt Morgan, pero el texto, la estructura, y la música interpretada son los mismos, así que lo que realmente se estrenó fue esta última revisión.

Otra cuestión peliaguda es a quién acreditar el disco. No es un álbum de Frank Zappa, porque él no ha tenido nada que ver con esta interpretación ni con esta grabación. Son sus partituras, sí, pero revisadas casi veinte años después de su muerte, así que en realidad se puede decir que es un álbum del director, Esa-Pekka Salonen, o de la orquesta y coros, Los Angeles Philharmonic con Los Angeles Master Chorale.

(Porque, por ejemplo, ¿a quién se acreditan los discos con música de Stravinsky interpretada por The Cleveland Orchestra dirigida por Pierre Boulez?)

Pero vamos a lo que interesa: la interpretación. Leo en las notas de Filipetti que lo que oímos es la grabación del concierto, sin añadidos (aunque con algún ajuste mínimo en la mezcla, parece ser), así que habrá que disculpar los pequeños fallos (si los hay), porque no había oportunidad de hacer una segunda toma.

El sonido es excelente (a años luz del álbum original, que siempre ha sido criticado por lo pobre de su sonido), y la orquesta creo que hace una gran interpretación (no estoy capacitado para decir si mejor o peor que la de la película). También es difícil juzgar la fidelidad a las partituras originales de Zappa. Aprecio algunas muy leves diferencias respecto a la versión de 2000 —que en principio parece más fiel al original de Zappa que la de 2013—, pero las achaco más a la interpretación que a la partitura (que en cualquier caso desconozco).

De la interpretación vocal habría más cosas que decir. El coro suena fantástico. El principal problema viene con las voces de los actores. Estamos muy acostumbrados a las voces e inflexiones de la versión original, así que todo lo que se aleja de aquéllas parece exagerado o fuera de lugar... y todo lo que se acerca parece forzado y poco natural. Parece una situación sin salida. Quizá aquí es donde más se note la ausencia de Zappa, dada su capacidad para dirigir a los interpretes y su obsesión por los detalles que le llevaba a buscar la pronunciación correcta de cada palabra. Luego están las "morcillas" que se añaden al texto para actualizarlo metiendo bromas, algo habitual en las representaciones teatrales que, bueno, no es algo demasiado molesto en este caso.

Excepto en el dúo de batería y piano de "The Restaurant Scene", quizá uno de los momentos más interesantes musicalmente de toda la obra (Joe Travers cuenta en las notas lo orgulloso que estaba de tocar ese dúo junto a Ian Underwood, el pianista que lo tocaba originalmente con The Mothers Of Invention junto a Art Tripp y en la película junto a Ruth Underwood), que es aprovechado por el personaje de Lonesome Cowboy Burt para contar algunos chistes malos, que supongo no estaban en el libreto original.

Además, claro, falta la parte visual. Por las fotos del libreto nos podemos hacer una idea, pero poco más.

Por lo demás, en cuanto a la música interpretada, hay unas cuantas secciones que permanecían inéditas, ya que no consiguieron entrar ni en la película ni en el disco con la banda sonora, y la versión de 2000 en Holanda (que ésta sigue escrupulosamente) no se llegó a editar oficialmente.

Aquí hay un artículo muy interesante sobre la historia de 200 Motels:
https://rhoerer.wordpress.com/2016/01/21/200-motels-a-50-years-timeline/

En resumen, un nuevo disco de Zappa que no está muy claro si es un disco de Zappa o no, con el estreno mundial de una obra que parece que ya se había estrenado trece años antes.

 

© Román García Albertos
donlope@ono.com
2016-08-24